Martes 13: El Central subastó u$s50 millones del préstamo del FMI y licitó 71.179 millones en Leliq para calmar el dólar

BUENOS AIRES. La divisa mayorista se ofrecía con marcada volatilidad y llegaba a los $57, según Bloomberg. El Mercado Abierto Electrónico (MAE), que informa el precio convalidado, marcaba los $57 a las 11 de la mañana y $55 al mediodía.

El lunes, el dólar subió 11 pesos. Fue una operación con poco volumen -se negociaron poco más de U$S500 millones- pero signada por la demanda de público minorista.

La respuesta que tenga el Banco Central (BCRA) será clave el martes: el lunes esperó a ver la fluctuación de la moneda antes de colocar U$S105 millones en el mercado para intentar contener el sobresalto.

Al mediodía del martes, el BCRA subastó u$s30 millones del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) a un precio promedio de corte de $54,525. También licitó 71.179 millones en Letras de Liquidez (Leliq) a una tasa promedio de 74,841%, con mínimos de 74,682% y máximos de 75,0000%.

A las 13, la entidad monetaria vendió u$s50 millones de las reservas internacionales a un precio promedio de $54,5298. A la tarde haría una nueva colocación de u$s30 millones por orden del Tesoro.

Golpeado por la contundente derrota ante el candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández en las elecciones primarias el Gobierno analiza una serie de medidas que apuntan a mejorar la situación económica de la clase media, uno de los principales sectores por los que el oficialismo perdió respaldo en las PASO debido a la crisis económica. Las propuestas que tiene en la mira el presidente Mauricio Macri pasan por elevar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, lanzar una nueva línea de préstamos para Pymes y un refuerzo en los planes de compra en cuotas.

En conferencia de prensa en Casa Rosada junto a su compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto, el Presidente adelantó que estudia implementar medidas económicas. “He instruido al equipo económico para que preparen las medidas para cuidar a los argentinos, haciéndonos cargo de nuestra tarea que es gobernar”, indicó, sin dar precisiones. Lo dijo en medio del lunes negro, en el que el dólar se disparó, llegó a $60 y cerró en $57.