Denuncian explotación laboral en la Citrícola: empleados sin cobrar y pobres medidas de seguridad

ALEM. Trabajadores de la Cooperativa Citrícola Agroindustrial de Misiones Ltda., se comunicaron con Alem.News para relatar lo que viven a diario en lo aseguran es, trabajar en el “mismo infierno”.

Según los propios empleados de la planta, el común son bajos salarios sin fechas de pago reales, largas horas de labor, trabajo sin remunerar, pobres medidas de seguridad y condiciones de vida despreciables.

El “CITRUS”, acumula violaciones de derechos laborales legales y éticos en el ministerio de trabajo, pero el aceitado artilugio legal que manejan, parece ser más importante que las personas que enfrentan a diario el continuo estrés de trabajar sin saber, por ejemplo, cuando van a poder cobrar, soportar las presiones de los directivos y aun así, llegar a casa y saber que no hay nada en la mesa.

“Nos cansamos de ir a hacer denuncias al ministerio de trabajo, pero en el ministerio los citan, dejan pasar hasta la tercera audiencia y luego queda en la nada, ya estamos cansados que nadie luche por nosotros, no podemos más”, comenta a Alem.News uno de los operarios de la planta.

El nivel de frustración de los trabajadores, los lleva a enfrentar duras depresiones que terminan en problemas de salud derivados del estrés laboral, que en muchos casos utilizan para culpar de bajo rendimiento y pagar menos, entre otra de las atrocidades que se llevan a cabo en las instalaciones.

“Pedimos, que la gente del gobierno sepa realmente lo que pasa, porque sabemos que vienen solo para las fotos y no hablan con los trabajadores o en muchos casos prohíben hablar con la amenaza de que te van a sacar, ya nadie nos defiende, solamente por medio de la prensa podemos hacer que se sepa”, remarcan.

Las máquinas de la discordia

Las inversiones millonarias en la compra de máquinas y los empleados sin cobrar y pasando hambre, desataron las protestas internas que terminan en muchos casos con discusiones que casi terminan a los golpes con aquellos directivos que defienden la inversión y los que esperan poder poner un plato en su mesa a diario.

Si bien no se sabe el monto exacto de la compra, muchos sospechan que el negocio externo es otro, pero saben que el seguir haciendo denuncias no podrá llegar a nada ya que sospechan que la justicia es directamente rentada para que no tomen en cuenta sus dichos pese a las pruebas.

 

Las lamentables condiciones laborales a las que someten a los trabajadores del CCAM

Anuncios