En junio volverían a subir los combustibles 11,8% por el impuesto al Dióxido de Carbono

ECONOMIA. Se debe a un impuesto que se ajusta a la inflación, además, las petroleras buscan equiparar la devaluación. En el sector estiman que hay un atraso del 20% por la devaluación del peso que aún no se trasladó al precio de la nafta y el gasoil.

A una semana del último incremento en el precio de los combustibles que se ubicó en un promedio del 4% a nivel nacional, ya se perfila un nuevo aumento para el mes venidero a partir de una actualización de los impuestos que se cobran a los combustibles.

Dado que en junio se realizará la actualización trimestral de los impuestos al combustible, es que los precios volverán a aumentar, salvo que el Gobierno apele a un perdón impositivo. Hasta el momento, se estima que el 1º de junio habrá un ajuste del 11,8% en el ITC e Impuesto al Dióxido de Carbono, de modo que el impacto recaerá en el precio de las naftas.

El mercado de los combustibles está liberado desde octubre de 2017 y los aumentos se estiman, básicamente, teniendo en cuenta el precio de petróleo Brent y el dólar (también el valor de los biocombustibles).

Entre enero y abril los combustibles subieron un 8% y la devaluación fue de un 15 por ciento. Así, en esos meses registran un 6% de atraso contra el dólar. Aunque aún no transcurrió ni un tercio de mayo, ya calculan que la devaluación de este mes podría subir aumentar la brecha otro 14 por ciento.