Se cumplió un año de la desaparición de Candela, la adolescente de 15 años que estaba embarazada

 

SAN VICENTE. Un año y tres días, el tiempo exacto que lleva Pablo Correa de Melo y su familia sin conocer ningún dato fehaciente sobre el paradero de su hija. Candela Agustina Correa de Melo, tenía 15 años al momento de su desaparición en San Vicente. La menor además estaría embarazada de once semanas, según relató su progenitor, quien el martes por la mañana se reunió con el vicegobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad.

Al reclamo de justicia, Pablo también solicitó la implementación de una recompensa para aquella persona que de datos sobre la joven. El funcionario provincial indicó que estaba aprobado el pedido por un monto de 250 mil pesos a quien ayude a localizar a la menor, aunque todavía no es oficial la medida.

En cuanto a la causa, el padre se mostró conforme con la investigación y la búsqueda de su hija. Pero llamó a la ciudadanía a colaborar y aportar información sobre el paradero de la adolescente, la cual salió de su domicilio sin avisar a su madre la noche del 3 de febrero de 2018.

Por el hecho estuvo detenido el novio de la chica, pero salió bajo fianza, afirmó el entrevistado: “él declaró que no tuvo contacto con ella, pero testigos dijeron que los vieron en una pizzería de San Vicente”. Luego de prestar declaración el joven habló con el padre de la menor y le manifestó que ellos se llevaban bien, y que irían a vivir juntos.

“A mi hija alguien se la llevo”, expresó Pablo y agregó “vivía en zona de colonia, a unos 70 metros de la ruta, alguien tuvo que pasar con un medio de movilidad y llevársela”. El último dato fue aportado por un camionero quien aseguro haberla visto primero en Irigoyen y luego en Eldorado. (Agenciahoy)