Bono de $5 mil: Desde la CRIPCO anticipan va a ser muy difícil que los comerciantes puedan pagarlo

OBERA. El compromiso del gobierno de Mauricio Macri de avalar que el sector privado otorgue un bono extraordinario de 5 mil pesos – pagadero en dos partes (noviembre y enero)- fue el resultado de la reunión que mantuvieron la CGT, el sector empresario y el ministro de Producción, Dante Sica y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca.

Sin embargo, y a pesar de que Héctor Daer pidió al término de la reunión que el bono sea implementado a través de un decreto, la letra oficial habla de que “la aplicación del bono se definirá de acuerdo a la situación de cada sector”.

Al respecto, el presidente de la CRIPCO, Fabián Jamasmei señaló es muy difícil que se pueda cumplir con el bono en Oberá y se refirió a la situación delicada de los comerciantes locales, ejemplificando un emprendedor que bajó de 30 empleados para amar bicicletas a 9, otros que no pueden despedir por la antigüedad pero los pasan a media jornada.

“Pagar esto va a ser muy complejo” precisó sobre el bono extraordinario de fin de año. En declaraciones a la emisora local El Aire de Integración dijo “Qué mejor para el dueño de una empresa pagarle bien a sus empleados, que sus empleados estén contentos, que no estén arañando todos los meses para pasar el día 15”.

 

Por su parte CAME advirtió a través de un comunicado que “no todos los sectores pueden afrontar un bono de 5 mil pesos. Para los pequeños comercios y medianos comercios es inalcanzable”.

El jueves que viene la CGT se reunirá para evaluar el proyecto de decreto que, por el momento, parece ser más una iniciativa voluntaria.