“había fraude como para hacer dulce de leche”: PAMI eliminará “intermediarios” para abaratar medicamentos

BUENOS AIRES. El presidente Mauricio Macri abogó hoy por una sociedad “abierta, transparente y competitiva” al presentar el nuevo convenio que firmó el PAMI de compra directa de medicamentos y dijo que su gestión recibió “un PAMI debilitado” en contraposición a un “PAMI sólido y fuerte” que se logró en la actualidad.

“Después de 20 años, el PAMI vuelve a comprar medicamentos sin intermediarios para que los beneficiarios accedan a una mejor oferta”, planteó el jefe de Estado.

El titular de PAMI, Sergio Cassinotti, dijo que “en la competencia de precios, gana PAMI y el jubilado”, al referirse al nuevo convenio que la obra social firmó con laboratorios y que elimina la intermediación en la compra de medicamentos. Además, el titular del organismo, con más de cinco millones de afiliados en todo el país, sostuvo que el ahorro que viene llevando adelante “no viene por un recorte de prestaciones” sino que “lo que se recortó es el fraude”, porque había “fraude como para hacer dulce de leche”.

– ¿Qué cambió con la nueva modalidad de compra de medicamentos?

  • Se cambia el modelo que PAMI tenía en los últimos 22 años, donde las tres cámaras que nuclean a los laboratorios proveían todo tipo de medicación, ambulatoria y de alto costo. Pami le pagaba a las cámaras, y el sistema informático que validaba los más de seis millones de recetas mensuales que consumen nuestros beneficiarios, era de ellos. Lo que quisimos fue ir directamente al fabricante. Si yo cuando compro stent y marcapasos, voy al fabricante ¿Por qué con los medicamentos no ocurría, si es un convenio que representa el cuarenta por ciento de todos los medicamentos del país? El intermediario tiene un costo, y el precio siempre termina encarecido. Siendo PAMI el comprador de medicamentos más grande que tiene Argentina, era increíble que no le compráramos directamente al que produce.

– ¿Cómo lo recibieron los laboratorios?

  • Ya firmamos con casi todos. Me parece que para generar mayor competencia teníamos que ir a un modelo de negociación donde cada laboratorio le vende directamente al PAMI, uno por uno. En este gestión hemos visto que en la competencia de precios, gana PAMI y el jubilado.

– ¿Y cómo se les paga a los laboratorios?

  • El pago del medicamento ambulatorio lo vamos a hacer directamente a los colegios de farmacéuticos de todo el país. Además ofrecemos una ventaja a los laboratorios: Códigos de acceso para que puedan ir viendo en tiempo real qué productos de su empresa están siendo vendidos. Tenemos un nuevo sistema propio que valida esos seis millones de recetas mensuales, que se llama FarmaPami y ya lo están usando cerca de ocho mil farmacias en todo el país. Es un cambio muy profundo porque no solo cambiamos el modo de comprar, sino que vamos a recibir muchísima información que servirá para tomar políticas de salud y trabajar en prevención. Desde lo financiero, PAMI gastaba en medicamentos el 30 o 32% de su presupuesto. El año pasado gastamos 27, y este año 25%, acorde a estándares internacionales. Todo por ser más eficientes en la gestión de compras, hay licitaciones conjuntas con otros organismos públicos, muchos más laboratorios compiten y hemos llegado a ahorrar hasta 80 por ciento respecto a licitaciones anteriores.

– ¿Se recortó en prestaciones y el subsidios a medicamentos?

  • Esa idea se instala desde la política. Pero hay que diferenciar el tipo de cobertura, porque hoy todos los medicamentos de alto costo, para tratamientos especiales, como los oncológicos, o los de la diabetes, siguen cubiertos al 100%. Después hay medicamentos con el 80 o al 50% de descuento. La realidad es que había gente que tenía también una prepaga pedía un medicamento ambulatorio gratis por PAMI, o que pedía el doble de tiras reactivas para la diabetes de las que podía usar, y las vendía por Mercado Libre. Esos abusos nos obligaron a ordenar el sistema. Hoy la prioridad es que ese medicamento gratuito ambulatorio llegue al que está en condiciones de vulnerabilidad, pero estamos mejorando las prestaciones de todos los afiliados. Por ejemplo, la entrega de medicación oncológica creció un 19 por ciento y mientras en febrero colocamos 2.100 prótesis en cirugía traumatológica, en septiembre se colocaron 5.300 prótesis, porque estamos eliminando toda esa demanda atrasada acumulada. La realidad es que el ahorro no viene por un recorte de prestaciones, lo que se recortó es el fraude, y acá fraude había para hacer dulce de leche.