Estuvo hora y media en el Samic con su hijo llorando de dolor y no lo atendieron, terminó en otro sanatorio

OBERA. En la provincia donde quien fuera ministro de Salud, médico de profesión en el interior y segundo detrás de Hugo Passalacqua en el poder oficial; anda de campaña para ser electo gobernador en los próximos comicios; los hospitales siguen siendo cascarones, algunos nuevos en lo edilicio, pero con mala atención, falta de personal y elementos de trabajo.

Stefei P. vive a dos cuadras del centro de salud más importante de la zona centro de Misiones, pero tras una larga espera con su niño en brazos llorando de dolor, terminó yendo de la guardia del Samic a un clínica privada céntrica.

“Mi hijo no paraba de llorar de dolor en los oídos y estuvimos una hora 40 minutos y nunca nos llamaron, gracias a Dios pude ir a la clínica pero fui al hospital ya que vivo a 2 cuadras del mismo y era un caso de emergencia, encima le pregunté a la chica que anota si lo van a atender y me dijo que siga esperando, que se desocupaban y lo llamaban”

 

“Tuve que irme no mas porque mi hijo no paraba de llorar del dolor” contó detallando que “a las 8:40 entramos y a las 10:00 nos fuimos, encima empezaron a llegar mas niños, el mio lloraba de dolor y llamaron o una nena que fue con fiebre y a otras con dolor de panza y mi hijo lloraba de dolor de oídos que eso es mas preocupante”
“Mi hijo tiene 6 añitos y un dolor de oído puede ser grave” remarcó la madre a INFOBER.
Desde negaron que esto haya ocurrido asegurando que la mujer solo estuvo 25 minutos esperando y abandonó la guardia para cuando la llamaron, no obstante reconocieron que a veces hay demoras en la atención.