Empleado municipal no aceptó llamado a concurso para recategorización por falta de transparencia

OBERA. Personal de la Dirección de Asuntos Jurídicos brindó la primera charla informativa a unos 100 agentes municipales en condición de acceder a una nueva categoría en el escalafón jerárquico, examen que se llevará a cabo en noviembre para la recategorización de empleados con categoría superior a la N°6 tal lo establece el Estatuto del Empleado Municipal.

 

En ese contexto, el empleado de Obras Públicas, Oscar Flores que denunció a la actual administración por discriminación, dejó no aceptó el nuevo llamado a examen por considerar que no están dadas las condiciones de garantía, ante “la inseguridad y falta de transparencia por parte del municipio” explicó ya que es la tercera vez que participa y tuvo que “llegar a la instancia del Inadi para recién acceder a información de Asuntos Jurídicos”. “Durante todo este año he actuado en forma diplomática, busqué todos los canales de información, hubo un silencio total, pero he logrado según el compromiso del Secretario de Asuntos Jurídicos, Matias Frick , que antes de participar del examen, va a ir con la notificación que emana cada sector donde va a trabajar la persona que realiza la recategorización, cosa que no existía hasta el momento”. “En este último llamado no se dio una notificación en forma escrita ya que yo fui notificado una hora antes del examen” describió.

“No tengo seguridad de que no me pase lo mismo, si no hay un compromiso de ellos de validar en anteriores, ya hay una falsedad en este que voy a hacer ahora”. Fueron cuatro los empleados no recategorizados en 2017, entre ellos Franco Luis Dario, Keski Carlos y Sanchez Bustamante Cristina, además de Flores y tampoco recibieron informes final. La única notificación sobre el llamado a examen fue por Whatsapp o teléfono, no en forma escrita se quejó.

 

La denuncia ante le INADI

 

Oscar Flores, tras agotar las instancias de diálogo y reclamo en las oficinas del municipio sintiéndose ninguneado, recurrió al INADI para denunciar a la administración del intendente Carlos Fernández, por discriminación tras su no recategorización. Además aseguró el ingeniero a cargo del sector, Santiago Poliszuk, le hizo un informe “trucho” y ofrecimientos de “beneficios”.

El último 15 de agosto formalizó una denuncia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación. Hace poco, contradictoriamente el propio ejecutivo auspició una charla en el auditorium de la Facultad de Ingeniería sobre seguridad y discriminación en el trabajo donde él afectado planteó la situación a los disertantes.

“Hay una persecución interna del municipio, pensamos que esas prácticas habían quedado en el olvido, en gestiones anteriores” fustigó Flores agregando que “el municipio no respecta la comisión de disciplina interna, solo con el dedo discriminan a la gente, en este caso está conformado por los gremios, un concejal y gente del ejecutivo, pero pasaron por arriba y ahí ya se ve viciado mi no recategorización”.

Según pudo averiguar, ya que oficialmente desde la intendencia jamás le respondieron el pedido de informes de las causales que motivaron su no recategorización (el único de 60 participantes, aún sin tener una sola sanción, faltas o tardanzas); el Secretario de Obras Públicas le dio una calificación negativa pero no le permite ver el por qué de dicha calificación. Incluso cuando indagó a Poliszuk tiempo atrás, éste culpó a Javier Carissimo, titular de Finanzas del municipio, por trabar la recategorización, relató Flores.

“Me hizo un informe trucho desde la oscuridad, no me permiten ver el informe, no tengo ningún tipo de sumario, le tiró el maso a Carissimo y no se hizo responsable de lo que había creado, hace siete años no tengo recategorización” manifestó intuyendo que se trata de una persecución sindical ya que fue uno de los fundadores del reciente gremio SOEMO.