Tareferos queman gomas frente a la comisaría para que liberen a Silva

OBERA. Unos 40 tareferos iniciaron este jueves a la tardecita una protesta cortando la avenida Picada Vieja en el barrio Torneus frente a la Seccional Cuarta de policías reclamando la liberación de Silva. Además llevaron a medio centenar de niños y queman gomas tras una semana de acampar en el lugar.

Pasó ya más de un mes y medio, los propietarios de tierras intrusadas siguen esperando que la justicia actúe, mientras que el grupo de personas que sigue a Hugo Silva, exige su liberación mientras acampan frente a la comisaría Cuarta donde está alojado.

Ahora se supo que toda la familia del detenido trabaja en la municipalidad cobrando el Plan de Emergencia además de otros ocupas. Tanto la esposa de Silva, la hermana y su hija cumplen funciones en el área de obras Públicas haciendo los gaviones (muros de contención con piedras y alambre) que se están colocando frente a la cancha de fútbol de Villa Blanquita.

 

“No son empleados pero ellos trabajan por un plan que hacen los gaviones, esa gente está trabajando un grupo que hacen cordones, y la mujer de Silva, la hermana y la hija están trabajando donde hacen los gaviones en la cancha de San Antonio, son parte del plan este que en vez de ir a trabajar van a quemar gomas y hacer quilombo frente al juzgado y la muni” precisó uno de los afectados por las tierras intrusadas. Ante esta situación, Carlos Larré, dueño de 7 lotes usurpados en Stemberg indagó a funcionarios del municipio que no pudieron negar la información.

En declaraciones a este medio manifestó su indignación por la inacción judicial y del municipio, responsabilizando al intendente Carlos Fernández y la ambivalencia renovadora frente a esta situación.

 

Un grupo de personas se concentraron en el centro cívico este martes y marcharon hasta el Juzgado de Instrucción 1 sobre avenida 25 de Mayo para exigir la liberación de Hugo Silva, detenido por encabezar e incitar la usurpación de tierras privadas en Stemberg el último 8 de septiembre.

La movilización fue encabezada por su esposa Inés y organizaciones sociales tareferas quienes entregaron un petitorio en la sede judicial a cargo de la magistrada Alba Kuzmann de Gauchat (que está de licencia) pidiendo explicaciones sobre la privación de la libertad del acusado aduciendo que “él no mató, solo ayudó a gente con necesidades”. La defensa, Mauricio Hadad, cambió de estrategia y plantea una mala situación de salud de Silva por su condición de tarefero. Además insiste en que “no hubo delito de usurpación” pese a toda la documentación presentada por varios propietarios, entre ellos Carlos Larré. También considera que el acusado solo participó, no encabezó aunque el audio viralizado demuestra lo contrario. Al parecer, el expediente está “flojo” o el abogado miente antes los medios.

“Por la liberación del compañero Hugo Silva, el pueblo que confía en ustedes, en Dios y en la justicia, pedimos que se pongan una mano en el corazón y piensen en su familia que dependen de él para sustentarse ya que uno de ellos se encuentra enfermo en este momento, necesita de su padre, él tiene 10 hijos, la madre no puede con todos, como vecinos, amigos, colegas, nos sentimos preocupados con lo que está pasando, exigimos su liberación inmediata, él no mató, no robó, solo brindó su apoyo a las personas más necesitadas” reza el petitorio con la firma de varias agrupaciones.

Silva levantó la huelga de hambre iniciada el jueves en la comisaría Cuarta donde está alojado. el viernes recibió la visita de la Ministra de Derechos Humanos, Lia “Tiki” Marchesini y el Diputado renovador Rafael Pereyra Pigerl, abogado de Derechos Humanos.

 

 

foto: Silvia Serafín