Pozo dejado por la CELO se tragó la rueda de un Remis en el Oberá 3

OBERA. Un remis fue literalmente “tragado” por un pozo dejado por la CELO, uno de tantos que diariamente aparecen en las calles, que con la lluvia se convirtió en barro. Ocurrió en la esquina de calles Los Andes y 17 de Agosto, en el barrio Oberá 3. Ambas están empedradas, pero el pozo sorprendió al conductor quedando la rueda delantera totalmente empantanada.

 

“Esto es una gran irresponsabilidad tanto del municipio como la cooperativa de la Celo, este es un remisero que trabaja diariamente se encontró con un crater por no verificar los arreglos de la calle espero que la cooperativa o el municipio se haga cargo del vehículo” expresó Carlos Acuña, presidente de la comisión barrial de Kindgren.

 

La imagen puede contener: automóvil y exterior