Tierras intrusadas: Malestar con Pigerl por su “ambigua actitud” tras visitar a Silva con la ministra de Derechos Humanos

OBERA. Hugo Silva continúa detenido en la Seccional Cuarta por orden de la Jueza Alba Kuzmann de Gauchat bajo la figura de instigar a la usurpación de tierras el pasado 8 de septiembre. Inició una huelga de hambre el jueves aduciendo que es un “preso político” y responsabiliza tanto a la magistrada como a las autoridades municipales por lo que le pueda pasar con esta medida de fuerza. Sus seguidores se concentraron frente a la seccional exigiendo que sea liberado.

En ese contexto, el viernes recibió la visita de la Ministra de Derechos Humanos, Lia “Tiki” Marchesini y el Diputado renovador Rafael Pereyra Pigerl, abogado de Derechos Humanos para interiorizarse por la situación y adoptar una postura de apoyo al detenido.

 

Esto causó malestar en los propietarios de las tierras intrusadas y vecinos del barrio 180 viviendas porque, días antes el legislador rovirista se reunió con ellos excusándose no poder accionar como letrado por su condición de funcionario, pero dándoles su apoyo frente al delito cometido y aconsejándoles recurrir a la figura del querellante, según comentaron los afectados que reclaman hace más de un mes a la justicia el desalojo de sus tierras usurpadas.

Desde la oposición no tardaron en repudiar lo que calificaron de ambigua actitud. Desde su cuenta personal en la red social Facebook, el diputado por Cambiemos, Roberto Rocholl publicó “Sorprende la ambigua actitud de los funcionarios renovadores frente a la grave situación de Usurpación de tierras PRIVADAS en Oberá. Mientras la Jueza de la causa debe soportar marchas y presiones por aplicar la ley, la Renovación apaña está situación con acciones y omisiones”.

Una semana después de las intrusiones, los vecinos del barrio adyacente y propietarios de los terrenos se reunieron con Rocholl y el concejal Horacio Loreiro. Durante la visita del presidente Mauricio Macri días pasados, incluso le entregaron una carpeta explicando la situación.

Marchesini y Pigerl también manifestaron su repudio a funcionarios municipales meses atrás por el desalojo de personas que intentaron tomar tierras en la ex reserva Mbotaby.

Por su parte, Silva se considera un “preso político” aunque en realidad no está detenido por sus ideas, si no por incitar a un delito y a criterio de la justicia, con preventiva por peligrar la investigación en caso de ser excarcelado ya que un audio con su voz lo incrimina dejándolo como cabecilla.

 

La imagen puede contener: 3 personas, incluido Rafael Pereyra Pigerl, personas sentadas

 

 

 

 

 

Un comentario sobre “Tierras intrusadas: Malestar con Pigerl por su “ambigua actitud” tras visitar a Silva con la ministra de Derechos Humanos

Los comentarios están cerrados.