Nueve aerolíneas solicitaron 792 rutas nuevas para operar en Argentina

BUENOS AIRES. Se presentaron nueve empresas aéreas en la nueva audiencia pública convocada por el Gobierno nacional para obtener autorización para operar nuevas rutas de cabotaje e internacionales. Siete de ellas solicitaron 792 rutas regulares, el 68% de ellas (538) internacionales, con una inversión comprometida que supera los u$s 1.500 millones.

Tres de ellas aún no operan en el mercado local: JetSmart (aérea de bajo costo del fondo Indigo Partners de Estados Unidos, dueño de varias low cost en el mundo), aterrizará antes de fin de año en El Palomar con vuelos desde Chile; cuenta con un ambicioso proyecto para desarrollar vuelos de cabotaje e internacionales desde la Argentina, con el pedido de 276 rutas, 100 de ellas locales.

También Lasa, la aérea de la familia neuquina Silenzi, que aún no opera pero levantará vuelo en los primeros días de noviembre, al obtener luz verde a cinco rutas tras la audiencia anterior. Ahora, solicitó 19 más.

Nueve aerolíneas se presentaron en la nueva audiencia pública convocada por el gobierno nacional y solicitaron autorización para operar 254 rutas de cabotaje y 538 internacionales.

La audiencia se realizó en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), en el barrio porteño de Barracas mientras trabajadores pertenecientes a los distintos gremios aeronáuticos manifestaban en los alrededores en rechazo al otorgamiento de nuevas rutas a empresas low cost y denunciando la “precarización” del sistema aeronáutico.

En la apertura, el coordinador de Transporte Aerocomercial del Ministerio de Transporte de la Nación, Mariano Ansaldo, señaló que “en el 2015 volar era un privilegio, hoy es una realidad para muchísima gente que nunca antes había volado. En el año 2000 estábamos a la misma altura que Brasil, Colombia y Chile, en el 2015 esa ecuación se había reducido a la mitad”.

“Por eso -dijo- nos propusimos al comienzo de nuestra gestión duplicar el mercado doméstico, lo que está previsto que logremos para el 2022 basados en tres pilares esenciales: el crecimiento de Aerolíneas Argentinas; la incorporación de nuevas empresas al mercado y el crecimiento de las que están y la modernización de la infraestructura y el espacio aéreo”.

A su vez, el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Tomás Insausti, señaló que “estamos en la tercera audiencia pública donde se habrán de solicitar 792 rutas por parte de 9 compañías, siete de las cuales solicitan servicios regulares”.

A su vez los representantes de los gremios (Santiago Andrés Junor por la Asociación Argentina de Aeronavegantes; Ricardo Cirielli de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico, que hizo una presentación por escrito; Edgardo Llano, de la Asociación del Personal Aeronáutico, y Genaro Nicolás Trucco de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas, se pronunciaron en contra del ingreso de nuevos operadores, aduciendo que el sistema no se encuentra preparado para tal crecimiento.

Con distintos niveles de crítica, coincidieron en denunciar la “precarización” del sistema y se manifestaron en favor de proteger a la línea de bandera, Aerolíneas Argentinas, y de defender la fuente de trabajo.

Las empresas que presentaron sus pedidos para explotar vuelos regulares fueron: Lan Argentina, 3 rutas; Baires Fly, 5; Avianca, 6; Grupo Lasa, 19; Andes, 199; JetSmart, 276; y Flybondi, 284. 

Otras dos empresas, Dangus y Cielos Mediterráneos presentaron pedidos para volar servicios no regulares.

Las rutas domésticas solicitadas conectarían a 45 ciudades del país, mientras que las rutas internacionales pedidas conectarían a la Argentina con 55 ciudades de 14 países del mundo.