Flybondi ofreció a sus 500 empleados compartir 10% de las ganancias para evitar conflictos sindicales

BUENOS AIRES. El CEO de Flybondi, Julian Cook, asegura haber encontrado la mejor receta para mantener contentos a sus 500 empleados y poder operar sin conflictos gremiales. Dice que no tuvo que pensar demasiado, ya que la fórmula es conocida y hasta figura en la Constitución Nacional de la Argentina. Se refiere a la participación de los empleados en las ganancias de las empresas. Y precisó que su compañía compartirá el 10% de sus beneficios con todo su personal.

Claro que Flybondi todavía está lejos de registrar ganancias, como es habitual en cualquier compañía aérea que recién comienza a volar. Pero Cook es optimista y aseguró que saldrán del rojo a partir del ejercicio 2019 y que tendrán ganancias para distribuir.

“Con esta medida queremos comprometer a todos los empleados con nuestra cultura de cuidado de costos y mejora de productividad. La idea es que cada empleado piense como pienso yo mientras trabaja”, explicó Cook. El CEO de Flybondi habló ayer ante un grupo de periodistas -entre los que estuvo Ámbito Financiero- en la presentación de un balance de sus primeros ocho meses de operación en la Argentina.

Cook, junto a otros directores de la compañía, resumió los lineamientos de la política que vienen desarrollando para una relación con su personal que se ajuste a las necesidades de su modelo de negocios. Todo se da en el marco de una actividad compleja que tiene una realidad sindical acorde, con seis gremios diferentes en escena.

Según las cifras presentadas ayer, Flybondi cuenta con casi 500 empleados, de los cuales hay 100 que se sumaron en los últimos meses, cuando la empresa tomó la decisión de contar con un servicio propio de rampa en todos los aeropuertos a los que vuela. Así, dejó de contratar a Intercargo.

Esta decisión -que implica una inversión de u$s250.000 por aeropuerto- le brinda mayor autonomía operativa, explicó Cook. Y le permitirá, entre otras cosas, poder volar con normalidad el martes próximo, cuando todos los transportes paren por la huelga general convocada por la CGT, afirmó.

También reveló que se armó una movida de “agremiación low cost” que está en pleno desarrollo y la integra gente joven dispuesta a adaptarse al modelo que proponen Flybondi y otras compañías similares.

En cuanto al nivel salarial que paga a sus empleados, Cook aseguró que “son sueldos competitivos”, que tienen una parte variable ajustada por productividad en lo que hace a tripulación de cabina y pilotos. Además, destacó que se aplica dos veces al año un ajuste por la inflación del INDEC.

La empresa llegó la semana pasada a la cifra de 500.000 pasajeros transportados, de los cuales 80.000 es gente que voló por primera vez. Cuenta con cinco aviones que vuelan a 13 destinos locales. En noviembre sumarán Punta del Este y Asunción. Prevé invertir u$s1.100 millones para llegar a 2021 con 28 aviones, 2.000 empleados y 10 millones de pasajeros transportados. (Ambito)