Massa reapareció con un plan económico “para salir de la crisis”

BUENOS AIRES. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, reapareció hoy en la escena política con una propuesta de plan económico para “salir de la crisis” que consiste en lograr que la Argentina logre “estabilidad y recuperación”, tras la crisis de los últimos meses que llevaron al Gobierno a pedir la asistencia del FMI.

La propuesta fue elaborada por el equipo económico del Frente Renovador que integran Aldo Pignanelli, Ignacio de Mendiguren, Marcos Lavagna y Matías Tombolini, y cuenta con la mirada de Roberto Lavagna.

Para hacer frente a la inflación, el espacio político propone eliminar la canasta básica de alimentos y avanzar con la ley de góndolas para romper con la cartelización en el rubro alimenticio, dos proyectos de ley -caballitos de batalla del Frente Renovador, sin tratamiento desde 2016-.

También propone ajustar las tarifas por el Coeficiente de Variación Salarial con el objetivo de que las tarifas no puedan aumentar más de lo que suben los salarios. Además, agrega una exigencia de “razonabilidad y proporcionalidad” para las empresas, con la idea de que la compensación a las compañías sea a través de la duración de los contratos.

Por otro lado, el massimo propone acompañar y fomentar la producción de las PyMEs, para lo que recomienda suspender por 180 días los embargos y las ejecuciones de la AFIP. Y plantea la necesidad de establecer créditos para la producción a través de un programa de seguro de tasa para que haya préstamos a cinco años, en pesos y a tasa fija del Banco Central.

Esto además va a servir para contener el sobrante monetario que hoy genera inflación, en lugar de con las lebacs –que son solo un derivado financiero-, hacerlo con bienes e inversión.

También plantea la necesidad de “liberar” las paritarias a los que puedan acordaron sindicatos y cámaras empresarias e indica el establecimiento de un bono para los jubilados. “Bono de emergencia para los 4 millones de jubilados de la mínima, que se financie con las ganancias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, del año pasado y lo que va del 2018, y se distribuya a lo largo de los 6 meses (de julio a diciembre)”, dice el texto.

El FMI autorizó al Gobierno el uso de 18.000 millones de pesos del préstamo para mejorar los programas sociales por lo que, según el massismo, se podría establecer un bono de emergencia en diciembre y una mejora proporcional en los próximos 6 meses, para sostener el consumo de los sectores más vulnerables.

En cuanto al dólar, el Frente Renovador propone un régimen de flotación administrada del dólar para evitar fuertes devaluaciones del peso. En dos años de Cambiemos, el dólar subió de 9,71 pesos (diciembre 2015) a 29 pesos (julio 2018), más de 280%.

También un régimen de promoción de exportaciones con un seguro de tasa subsidiada en dólares: en mayo, las importaciones subieron un 6,3%, mientras que las exportaciones bajaron un 6%. Y por último, decretar la emergencia aduanera por 180 días dado que en los primeros cinco meses de 2018, la balanza comercial tuvo una caída de 150% (casi US$4.700 millones), producto de la mayor cantidad de importaciones y la baja en las exportaciones.