Renovadores pidiendo explicaciones por el corte de luz a renovadores: La Defensora del Pueblo elevó una nota

OBERA. La Defensoría del Pueblo a cargo de la renovadora Patricia Nittmann que llegó al poder por intermedio del intendente Carlos Fernández y el diputado Rafael Pereyra Pgierl (todos renovadores) elevó una nota a la CELO (dirigida por renovadores hasta el año pasado y por amigos de Hugo Passalacqua) y a la empresa estatal EMSA solicitando explicaciones por el corte de energía prolongado de este martes que dejó no solo a Oberá, si no a toda la zona centro sin electricidad durante 16 horas.

Por supuesto, la explicación que recibirá es técnica y ya lo hizo el área de prensa de la cooperativa detallando una avería en un aislador y bla bla bla.

El problema es más profundo y tiene que ver con falta de mantenimiento en la vieja línea 132 kv que tiene más de 40 años. Falta de mantenimiento en el camino que bordea la línea para mejor acceso de las camionetas que deben golpear la mano y pedir permiso en las chacras. Falta de sensores que detecten la ubicación de las fallas y lo más importante, que la sociedad deje de votar renovadores que siguen haciendo lo mismo: nada.

Con lo gastado en la Cruz de Santa Ana en 2012 (80 millones de pesos), una obra inútil que en semana santa apenas tuvo 2.500 visitas contra 40 mil en Cataratas; se podría haber hecho la línea 132 kv II “anillo sur” para reforzar la actual, pero recién se la licitó en 2015 con la firma del ahora gobernador Hugo Passalacqua.

¿El turismo es más importante que tener energía?

Pasaron 3 años más, no se hizo nada y a la hora echar culpas, todo apunta a Nación por no mandar supuestamente los 250 millones de pesos presupuestados, mientras acá su majestad Carlos Rovira y sus renovadores hicieron grandes negocios con la obra pública: centro de convenciones, centro astronómico y demás.

Empero la zona centro se queda sin energía durante más de medio día por cualquier razón, así sea un viento. Los años pasan, todo es igual y la sociedad no aprende.