Reforma del centro cívico: Los $19 millones de la obra original no contemplaron la seguridad

OBERA. Desde la municipalidad informaron que se concluyó la reforma en el Centro Cívico, “con un toque de naturaleza en los canteros florales, construido por la Dirección de Obras Públicas” difundieron.

Aún resta conocer el costo de dicho trabajo en un municipio que dice estar recibiendo 10 % menos coparticipación. La obra fue ejecutada por cuestiones de seguridad que no fueron contempladas por los “cráneos” del diseño original que costó la enorme suma de 19 millones de pesos en 2013 (hoy equivalentes a 50 millones) por 150 metros de obra en una ciudad con barrios donde los colectivos no pasan cuando llueve, fue licitada e inaugurado por el ex gobernador Maurice Closs y el ex intendente Ewaldo Rindlfleisch, ejecutada por la empresa posadeña “Maceva”, la misma que construyó la autovía (también con problemas), la avenida Pincen y el hospital Samic.

El centro cívico pasó a ser una gran plaza seca al nivel de calle, haciendo que la gente lleve a sus niños y mientras toman mate, estos corren en la plaza a metros de los autos que se mueven entre los semáforos, siendo una combinación peligrosa de vehículos-peatones en un espacio que es escaso para ambas funciones, a diferencia de otras plazas de la ciudad como Malvinas.

Además los transeúntes cruzaban (todavía algunos lo hacen pese al cantero) de plazoleta Asunción al centro cívico implicando un riesgo.

La obra que originalmente costó 19 millones de pesos durante la gestión anterior e implicó una transformación completa del viejo centro cívico en un espacio híbrido entre peatones y tránsito de vehículos todo al mismo nivel separado por caños verticales que hacen de barrera imaginaria. Se trataba de la primera etapa, nunca hubo una segunda que extendía el diseño sobre plazoleta Güemes.

Tampoco resolvió el problema del tránsito, pues los tiempos de espera de semáforos son extensos pese a haber anulado dos salidas claves como Ingenieros y Corrientes que ahora deben dar toda la vuelta y pasaron a saturar el tránsito en los cruces de calle Chaco y Sarmiento; como así también San Martín y Libertad.