Policía que avisó al delincuente buscado por atacar y violar a la niña fue pasado a disponibilidad y está detenido

POSADAS. Por disposición de la Jefatura de Policía, el efectivo que avisó al delincuente que atacó y violó a una nena de 6 años en Pozo Azul, ya fue pasado a disponibilidad. Se trata de un suboficial que prestaba servicios en la Seccional Primera de Posadas. Habría alertado a un familiar del prófugo que lo iban a detener mientras estaba en la capital provincial. El policía se encuentra detenido e incomunicado.

Policías de las unidades regionales I y X de Posadas, bajo las órdenes del juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, ampliaron sus labores desde el domingo por la tarde cuando el presunto violador de una nena de 6 en Pozo Azul, identificado como Franco Sotelo de 24 años fue ubicado en una vivienda del barrio Los Kiris de Posadas, por calle 103. Ayer la policía no pudo atrapar al sospechoso de haber golpeado brutalmente a una nena de 12 -que logró escapar de él-, y de atacar sexualmente a una nena de 6 en Pozo Azul. El operativo no culminó exitosamente, ya que un familiar de Sotelo recibió un mensaje de texto con la captura de pantalla de una publicación informativa de que su automóvil era buscado en Posadas.

Mediante el análisis de los peritos policiales en un celular encontrado en la casa donde se alojaba Sotelo, se determinó que fue advertido por un miembro de la misma Policía. Se trataría de un suboficial de 48 años, que prestaba servicio en la comisaría Primera de Posadas y que fue detenido e incomunicado por orden del juez Cardozo y puesto bajo la instrucción de la causa que encabeza Gerardo Casco, titular del Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente. Provisoriamente estaría imputado de “encubrimiento”, aunque restaría definir si le caben los agravantes de ser funcionario público o la calificación por “facilitamiento” de medios para fugarse.

Con respecto al primer sospechoso demorado el sábado, que tiene 42 años y un VW Gol blanco pero de cinco puertas, fue desvinculado prácticamente de lo sucedido. Ni la edad ni la contextura física lo acercan al buscado. En esa línea, también trascendió que no existió un segundo atacante o cómplice, como también se descartó el robo a una mujer en un camino terrado próximo al camping de San Pedro. Por otra parte, las hermanitas atacadas continúan internadas en el Madadariaga.