El sospechoso violar y atacar a la niña de 6 años murió arrollado por un camión

GARUPA. El acusado de raptar, atacar ferozmente y violar la niña de 6 años en Pozo Azul huía de la policía, cruzó la autovía saltando el guardaraid central a la altura de la rotonda de Garupá y un camión lo arrolló. Ocurrió durante la tarde de este martes.

Se trata de Franco Manuel Sotelo fue identificado por la descripción de la otra niña, quien dio cuenta del corte de pelo y tatuajes del depravado. Desde el momento del ataque la policía lo buscaba intensamente en Posadas y garupá las dos ciudades a las que habría fugado tras atacar a las niñas que habían salido de su casa a hacer unos mandados.

Sotelo fue a comprar una gaseosa a un kiosco, y el quiosquero llamó a la policía. El sospechoso notó que era acechado por el personal de la unidad especial y emprendió una huida de infantes y motorizados. Hoy realizarán la autopsia del cuerpo.

“A primera vista parece haber chocado con la rueda trasera del camión en su huida, es decir no se habría tirado frente al camión sino en la desesperación de la huida al cruzar la autopista (saltando de la barrera de cemento que divide las vías de circulación), chocó con la rueda trasera del camión y cayendo debajo, fue arrollado”, comentó el Juez Marcelo Cardozo del Juzgado Penal N° 1  actuando por un exhorto del juez Gerardo Casco de San Vicente.

La búsqueda que reunió a más de 300 efectivos comenzó el domingo. Un dato importante permitió el lunes ubicarlo en Garupá.

Este sábado por la mañana, una nena de seis años y su hermana de 12, debían hacer unos mandados cuando se cruzaron con Franco Emanuel Sotelo, de 24 años.

La mayor logró escapar al ser increpada por el atacante, pero la menor no tuvo la misma suerte. El violador, no solo abusó y secuestro a la nena (luego la abandonó en Santiago de Liniers), sino que la golpeó de tal forma, que ahora la joven lucha por sobrevivir. Actualmente, la menor que se encuentra internada en terapia intensiva en el Hospital de Pediatría Dr. Fernando Barreyro de Posadas presenta politraumatismo grave por maltrato infantil, traumatismo grave con fractura hundimiento cerebral y laceración, contusión hepática, ataque sexual con desgarro vaginal y escoriaciones múltiples.

Al día siguiente, mientras se buscaba al sospechoso, un policía de la comisaría Primera de Posadas (quién ya se encuentra detenido), alertó al joven vía mensaje telefónico que iban por él, por lo que salió de la casa de su ex en el barrio Los Kiris y escapó corriendo por los techos de las casas vecinas.

“Decile que se las tome; la Policía lo busca por algo grave” fue el mensaje del suboficial a la madre de Franco.

Ya eran 300 policías los que lo buscaban en la franja costera de Garupá, pero en esta tarde, fue encontrado atropellado por un camión en la ruta nacional 12.

Sotelo se había escondió en el galpón del ex boliche bailable chamamesero Colonia 622. Pero como un cuidador lo vio y alertó a la Policía. Los uniformados no estaban lejos, porque llevaban horas “barriendo” la costa para encontrar al prófugo.

Entonces al verlos, el violador se lanzó a correr y un camión que iba por el carril hacia Candelaria lo atropelló. Final trágico para el protagonista de una historia de horror.