La inflación de marzo llegó a 2,3% y suma 6,7% en el primer trimestre del año

ECONOMIA. En línea con las últimas expectativas de mercado, que se fueron ajustando desde 1,7% a mediados de marzo a cerca de 2,5% en las últimas semanas, el Indec comunicó que la tasa de inflación se ubicó en 2,3%, una décima de punto porcentual menos que en febrero, pero muy superior al 1,8% de enero.

 

Inflación Marzo 2018

🇧🇴 Bolivia -0.13 %

🇧🇷 Brasil 0.09%

🇨🇱 Chile 0.2 %

🇨🇴 Colombia 0.24 %

🇺🇾 Uruguay 0.28 %

🇪🇨 Ecuador 0.06 %

🇵🇾 Paraguay 0%

🇵🇪 Perú 0.49%

🇲🇽 México 0.32 %

🇦🇷 Argentina 2.3 %

Fuente: BC

El porcentaje de suba estuvo impulsado por los aumentos en transporte (la bajada de bandera de los taxis subió un 18%), educación (colegios privados, 5,8%) y la proporción que se trasladó de los movimientos del dólar (en los primeros tres meses del año el tipo de cambio registró un incremento del 8 por ciento).

Con la variación de marzo, que acumuló en el trimestre 6,7%, mayor al 6,1% registrado en similar período del año anterior, el margen de maniobra de Hacienda y del Banco Central para poder cumplir con la meta del 15% a fin de año se reduciría drásticamente, porque exigirá una desinflación promedio a un rango del 0,9% por mes; y del 0,6%, o menos si en abril el alza de precios al consumidor vuelve a superar el 2 por ciento.
Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Central, los analistas proyectan una inflación anual del 20,3%, con un componente núcleo importante. En el informe de marzo, los analistas consultados por el BCRA indicaron que esperaban que la evolución de los precios sin los factores estacionales o regulados cerrara el año con una suba del 18,1 por ciento.

De todas formas, la buena noticia que trajo el Indec es que en el cotejo interanual se mantuvo el proceso de desinflación, porque pasó de 32,6% a 25,4 por ciento.

Sin embargo, el fenómeno que inquieta a muchos analistas es que el alza de los precios en los pasados 12 meses se estabilizó en ese rango de diciembre último, cuando se decidió recalibrar la meta para todo el año del 10% al 15% a diciembre próximo.
Expectativas para el resto del año
Es evidente que el proceso es mucho más lento de lo que el Gobierno había planificado. De acuerdo a los pronósticos del mercado que recibe mensualmente el Banco Central, recién para el 2020 la inflación bajaría a niveles del 10%, o sea un año más tarde de lo previsto por las metas oficiales.
Sobre todo porque nuevamente para abril se proyecta otro mes con una variación muy superior al ritmo de algo menos de 1,2% necesario, como promedio mensual, para poder cumplir con la meta recalibrada del 15% interanual a fines de diciembre, por la nueva ronda de suba de tarifas.
La consultora Ecolatina estimó que en el primer semestre la inflación se ubicaría cerca del 12%, es decir, apenas tres puntos por debajo de la meta para todo 2018.