12A “Sin Justicia no hay República”: En Oberá marcharán a los juzgados por las causas contra Rindfleisch

OBERA. En el marco de la convocatoria nacional por justicia el 12 de Abril denominada “12A Sin Justicia no hay República”, en esta ciudad se lanzó una convocatoria a las 11 horas “nos concentramos en plaza de la equidad, Dinco Uno y marchamos a los juzgados (de instrucción) Uno y Dos respectivamente, a fin de solicitar informes sobre los hechos que son de público conocimiento de la oscura administración del ex intendente (Ewaldo Rindfleisch) de Oberá” reza el llamado a la ciudadanía hecho por el denunciante en las dos causas, Ramón Escobar que ya realizó otras anteriores incluso al Juzgado Federal.

Si bien en ambos Juzgados hay una saturación de causas y este miércoles “era un caos con detenidos y gente esperando” expresaron debido a las licencias que se tomaron los titulares de los juzgados; para el día 12 ya deberían estar trabajando normalmente los magistrados.

La jueza de Instrucción Uno, Alba Kusman de Gauchat pidió licencia hace más de 20 días tras haberse lastimado el brazo. “Para el jueves que viene ya va estar en actividad” dijo Escobar, mencionando además que volvió a consultar en la Fiscalía por el avance de las causas “Hoy estuve con Silke y me dijo que están buscando peritos para las obras inconclusas de Rindfleisch” contó. Sin embargo, tanto la obra en plaza Malvinas como Sendero del Inmigrante, ambas denunciadas por presunta malversación, ya habían sido peritadas por orden de ella y cuando pasó al Juzgado de Instrucción Dos, en octubre de 2016, se pidió un segundo peritaje a la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (SAIC). En el caso de la plaza, la actual gestión ya construyó encima… ¿Qué van a peritar ahora?.

“Esto es una verdadera joda” calificó Escobar “Según ella, no tiene ningún informe, nos están tomando por retrasados mentales” expresó.

El 7 de agosto pasado, un grupo de ciudadanos encabezados por el denunciante Ramón Escobar (unos 40) caminó desde la Plaza de la Equidad, pasando primero por el Juzgado de Instrucción 2, a cargo del Juez Horacio Alarcón para luego llegar hasta el Instrucción 1, en la avenida 25 de Mayo, donde una comisión y tres periodistas fueron recibidos por la Jueza Alba Kusman de Gauchat para reclamar celeridad en las causas de malversación de fondos públicos y enriquecimiento ilícito que involucran al intendente Ewaldo Rindfleisch y su entorno.

La magistrada, que tiene la causa por presunto enriquecimiento ilícito tanto del ex intendente, su actual esposa Nory Eitchel, también en la función pública provincial, su hermano Víctor Rindfleisch y su ex esposa Mónica Montoya, empleada municipal.

 

 

Obras denunciadas 

 

Se trata de Plaza Malvinas, donde entre 2013 y 2014, con fondos Federales, una empresa propiedad de Juan Carlos Balsari, entonces funcionario municipal, ahora provincial; ejecutó obras cobrando más de medio millón de pesos, pero solo se hizo un contrapiso muy flojo (se deterioró con rapidez) pero ni siquiera se colocaron las baldosas. La documentación presentada ante la justicia incluyen certificados de pago de la obra que prácticamente no se hizo. El presupuesto total superaba los 2 millones de pesos, con recursos del Plan Mas Cerca, del extinto Ministerio de Planificación Federal manejado por Julio de Vido, actual legislador nacional que está en la mira por estos días, a punto de ser expulsado de la Cámara de Diputados por decenas de hechos de corrupción.

La fiscal de Instrucción, Miryam Silke había recibido una gran cantidad de documentos desde el área de Catastro del municipio, de la Cooperativa, de AFIP y Rentas de la Provincia, material que componen tres carpetas para que el actual director de arquitectura justifique, en base a las declaraciones juradas y recibos de sueldo de 2003 a 2015, sobre la adquisición de las propiedades detectadas.

En cuanto a las denuncias por malversación de fondos públicos, el titular de la empresa constructora FEMAR (propiedad de Martín Ibarra) que obtuvo la obra Sendero del Inmigrante, donde solo hay monte y pasto alto, justificó el medio millón de pesos que recibió como pago con obras viales consistentes en dos cuadras de cordón, cuneta y empedrado de calle Santo Tomé, paralela al acceso al Complejo a la vera del arroyo.

En cuanto a la Plaza Malvinas, el titular habría justificado el medio millón de pesos en el ensanchamiento de las veredas (en realidad solo las carpetas, ni siquiera colocó las baldosas) y un conjunto sanitario que, en realidad, ya había sido construido en 2006 para el uso de los feriantes.

 

 

.