Desmienten que haya vuelto a funcionar planta de fundición en Villa Ruff

OBERA. Desde la empresa Avantti, Javier Kupski uno de sus propietarios desmintió que hayan puesto a funcionar nuevamente la planta de función de Villa Ruff tal como se quejó una vecina en una emisora de radio, reclamando intervención al juez de Faltas, Francisco Sá.

La vecina manifestó en El Aire de Integración que “no solo rompieron la faja de clausura, sino que volvieron a quemar cobre, plomo, bronce y otros metales pesados que generan contaminación”.

Sin embargo, desde la empresa negaron dicha situación a INFOBER asegurando que sí accedieron al predio pero con autorización de la Municipalidad y se estuvo haciendo limpieza.

Tras la clausura y sin una alternativa por parte de la administración comunal local, la empresa aceptó la propuesta de traslado de la plata a la localidad de Campo Grande donde edifica un complejo para concentrar las dos actividades que desarrolla: metalúrgica y fundición.

 

ver Archivo Infober 2017:

Mientras el intendente Carlos Fernández ha anunciado la creación de un mega parque industrial y que incluso pretende interesar a nórdicos y vascos, clausuró una planta de fundición tradicional de la ciudad por supuesta contaminación pero no le brindó una solución. Los meses pasaron y ahora se trasladará a Campo Grande junto con la planta metalúrgica.

 

Se trata de industrias Avantti. Hace poco, durante la ExpoVerá, Alberto Kupski aseguró a INFOBER que funcionarios de la actual gestión le “plantaron una causa” para cerrarle la siderúrgica con más de 40 años en Villa Cristen y esto lo dejaba también sin materia prima para la metalúrgica que funciona en Villa Ruff.

Ahora, Javier Kupski, hijo y copropietario confirmó a este medio que el intendente no le dieron “ninguna solución, solo se lavó las manos”, en una actitud totalmente opuesta a la del jefe comunal de Campo Grande, Carlos Sartori cuyo municipio les cedió una hectárea y media a pagar recién dentro de tres años “y nos ayudan con el traslado, luz, agua y todo lo que necesitemos, otro mundo parece” destacó.

“Está todo aprobado por el Concejo Deliberante, tenemos todos los permisos, en primera instancia la fundición (se traslada) pero el proyecto completo es la metalúrgica en un futuro… Oberá perdió la única fundición de Misiones” remarcó.

El movimiento de suelo en el predio comenzó la semana pasada “Está todo mojoneado, esta semana van a trabajar en los accesos, el horno nuevo de fundición tenemos listo, y un tinglado para ir armando y fundir lo antes posible porque estamos sin piezas y parada la metalúrgica por falta de material”.

 

Posee obreros especializados en fundición gris, de aluminio y bronce, además produce de maquinaria y elementos innovadores, hornos ecológicos, chipeados, máquinas para el agrobicombustores, desarrollos en biomasa, etc.

A principios de este año, funcionarios municipales y la policía le clausuraron la planta por supuesta contaminación.

Según Alberto, los funcionarios tomaron muestras en un terreno baldío donde la gente del barrio suele quemar basura desde hace años y, obviamente, encontraron metales pesados y arsénico. Pero él aseguró que no tienen que ver con su planta ya que cumple con todas las normas internacionales ISO 9000 e incluso le colocó una chimenea especial. La cantidad de horas que operaba la fundición no eran muchas, en comparación con los secaderos que se encuentran en el ejido urbano, sin embargo lo cerraron dejando a todo el personal especializado en la calle.

En un contexto donde debería el municipio estar alentando la instalación de nuevas industrias para generar fuentes de trabajo, porque solo de servicios y el Estado la cosa no funciona; la gestión actual parece hacer lo contrario y finalmente expulsó una cuyos orígenes fueron de la mano con la ciudad.

En el último año de la gestión de Ewaldo Rindflesich, y como buen elemento de campaña para Daniel Behler, se comenzó con la construcción de un parque industrial que, no iba a traer ninguna fábrica nueva, si no reubicar y organizar en un predio las existentes que quedaron en el ejido urbano (como lo hizo Puerto Rico y otras) y causan contratiempos a la comunidad.

El lugar elegido no fue el adecuado: el ex basurero municipal, ya que está en un pozo literalmente, con dos kilómetros de pendiente en medio del monte por un camino terrado, muy lejos de la arteria principal que es la ruta 14 y muy cerca de un complejo habitacional como el 80 viviendas, que además iba a quedar en el camino para la salida de camiones por la avenida Berrondo.

Empero, hubieron 23 empresas locales, entre ellas Avantti, que hasta pusieron dinero para financiar el enorme movimiento de suelo que se hizo. Con el cambio de gestión, el proyecto fue desechado en su totalidad, pero sin una alternativa, es decir, buscar otro predio más acorde de acuerdo a las cuestiones arriba planteadas, por lo que, dichas empresas se quedaron sin nada, y en el caso de Avantti, además le clausuraron una de las plantas. Ahora ambas se irán.