El ex FPV camporista ahora renovador festejó la liberación de Boudou

 

BUENOS AIRES/MISIONES. “Estoy contento con la libertad Amado Boudou” escribió el ex FPV camporista ahora renovador, diputado Daniel Di Stefano en su cuenta de  Twitter.

El legislador misionero llegó al congreso como un kirchnerista acérrimo dentro del Frente para la Victoria, sin embargo, en los últimos meses abandonó ese espacio para acomodarse dentro del grupo “misionerista” bajo la órbita del ponderoso Carlos Rovira.

Amado Boudou recuperó la libertad. La Sala I de la Cámara Federal le concedió, por unanimidad, la excarcelación en la causa por los viáticos truchos en el Ministerio de Economía, aunque confirmó su procesamiento.

Los dos camaristas que ayer integraron la sala coincidieron en revocar la prisión preventiva del ex vicepresidente. Pero disidieron en las condiciones: mientras Leopoldo Bruglia consideró que Boudou debía quedar en libertad custodiado con pulsera electrónica, Eduardo Farah entendió que debía hacerlo sólo bajo caución juratoria. Debieron convocar a un tercer juez, el titular de la Cámara del Crimen, Rodolfo Pociello Argerich, que coincidió con Farah.

Se trata de la causa por viáticos truchos por más de 15.000 euros, una causa menor pero que aún mantenía a Boudou en prisión luego de conseguir el jueves un fallo favorable en la causa por enriquecimiento ilícito. Su histórico socio, José María Núñez Carmona, recibió la libertad la noche del jueves. Después de realizar una serie de trámites en la sede de la Policía Federal en Madariaga y General Paz, Boudou se dirigirá a su nuevo domicilio en Barracas junto con su pareja, la mexicana Mónica García de la Fuente, quien en pocas semanas será madre de mellizos. En tanto, José María Núñez Carmona quedó en libertad tras permanecer 70 días tras las rejas.

El supuesto testaferro del ex vicepresidente concurrió ayer con su abogado, Matías Molinero, al tercer piso de Comodoro Py 2002 para notificarse de su excarcelación. Dialogó con los medios y se desligó por completo de las acusaciones en su contra: “Jamás compré Ciccone, ni puse plata”, dijo. Y agregó: “Ahora, con la nueva declaración de Vanderbroele vamos a tener un poco más claro el panorama sobre quién compró Ciccone. Yo soy el que conoce, Boudou no lo hizo nunca. Alejandro sólo lo vio dos veces en su declaración. El alquiler del departamento lo hice yo. Se lo ofrecí yo con mucha anterioridad a esto”.

15.000 euros en viáticos se habrían desviado.

En el caso hay dos facturas del hotel Bel-Ami de París por 9395 y 6943,23 euros, y una factura al intérprete Eduardo Kahanne de 3300 euros, durante un viaje de Boudou a París.