BUENOS AIRES. Hoy se cumplen 23 años del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina ( AMIA), ocurrido en la calle Pasteur 633, en la ciudad de Buenos Aires, el 18 de julio de 1994, que mató a 85 personas y dejó cientos de heridos. Con una nutrida presencia de representantes del Gobierno, autoridades comunitarias y familiares de víctimas, el acto central comenzó a las 9.53, hora exacta de la explosión de la bomba.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros Germán Garavano (Justicia y Derechos Humanos) y Sergio Bergman (Ambiente y Desarrollo Sustentable) el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, asistieron a la cita. Este año, el eslogan del acto fue “23 años de impunidad en la historia de todos”.

La familia del fiscal Alberto Nisman, quien levaba adelante la causa por el atentado a la AMIA hasta que fue encontrado muerto en enero de 2015, también participó del acto. La madre del fiscal, Sara Garfunkel, la ex esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, y sus hijas, Iara y Kala Nisman, asistieron a la ceremonia.

Los oradores fueron Agustín Zbar, flamante presidente de AMIA, Luis Czyzewski, padre de Paola Czyzewski, quien murió en el atentado; y el periodista Diego Leuco, cuya participación fue pensada para “acercar a los jóvenes que no saben nada sobre el atentado”.

El presidente de la AMIA dijo que “el atentado dejó una herida sangrante que se llama impunidad” y planteó que la impunidad “destruye la confianza en el sistema de justicia, agrava el daño a las víctimas y abre el camino para que se vuelva a cometer el delito”.

Zbar reclamó que Interpol no levante las órdenes de captura contra los ex funcionarios iraníes involucrados. “Estaremos atentos al esfuerzo diplomático para la renovación de las alertas rojas de Interpol para la captura internacional de los cinco imputados”, sostuvo.

El titular de la mutual judía calificó como “bochornoso” el memorando con Irán firmado en 2013. “Confiamos en que el Gobierno, que cumplió prontamente su compromiso de terminar con el bochornoso memorando, haga todos los esfuerzos técnicos y diplomáticos para obtener la denuncia de lo que aquí ocurrió y la exigencia de que la República Islámica de Irán reconozca la jurisdicción nacional”, concluyó.

Otras entidades de familiares, alejadas de AMIA y de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), tendrán sus actos. La agrupación 18-J convocó al mediodía en la Plaza de Mayo y Memoria Activa convocó en la puerta de la AMIA a las 17.

 

Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Anuncios