El kirchnerismo presiona a Alberto para que amplíe la Corte Suprema y reforme el Consejo de la Magistratura por decreto


La Cámpora apoyó la idea de Capitanich de usar un DNU para salir de la encerrona que planteó la oposición en el Congreso de no tratar los proyectos en sesiones extraordinarias. En la Casa Rosada dicen que es un “disparate”.

La frase de Jorge Capitanich llegó en un momento en el que en el Gobierno “celebraban” la tensa calma que reinaba en el Frente de Todos. Una especie de paz interna que le permitió a Alberto Fernández encarar en los primeros días del año una agenda de actividades que lo mostraron con un perfil más alto y en clave electoral.
“Hay iniciativas legislativas en las que hay que buscar el máximo nivel de consenso, pero si no hay consenso, por el consenso social y ciudadano que esto tiene, hay que ir y trabajar en materia de instrumentación por Decreto de Necesidad y Urgencia”, lanzó el gobernador de Chaco, que así le pidió al Presidente que utilice un DNU para ampliar la Corte Suprema y reformar el Consejo de la Magistratura, entre otras iniciativas.
La idea del mandatario provincial busca usar este instrumento para evitar el bloqueo de la oposición en el Congreso, que se niega a tratar las iniciativas del oficialismo ante la embestida al máximo tribunal.
Cerca del Presidente entendieron que se trató de un mensaje directo de un sector duro del kirchnerismo y la respuesta del mandatario no tardó en llegar. Por la tarde del martes, en un acto con el intendente Mario Ishii, dijo que el país crece “pese a los pronósticos que se plantaron cuando cerramos el acuerdo” con el FMI. Por aquel entonces las críticas más duras venían de La Cámpora. De hecho, Máximo Kirchner abandonó la jefatura del bloque del Frente de Todos.
El kirchnerismo presiona a Alberto Fernández en medio de su agenda “electoral” y se renueva la interna
El ida y vuelta configuró entonces el primer capítulo de la interna de este 2023. “Es una presión, sutil, pero una presión en fin”, dijeron a TN cerca del Presidente. “Quien lo dice es uno de los gobernadores más cercanos a Cristina (Kirchner)”, agregan.
Por la tarde del miércoles, La Cámpora se sumó a este pedido a través de uno de sus referentes: Andrés “Cuervo” Larroque. El ministro bonaerense apoyó la iniciativa de Capitanich y dijo que la democracia “está en riesgo”.
“La situación de la Corte no da para más, considero imprescindible, ya que no primó la cordura, que se avance a través de los canales institucionales correspondientes, todas las opciones son válidas cuando la democracia está en riesgo y de hecho lo está”, sostuvo el dirigente de extrema confianza de Máximo Kirchner.
Así, La Cámpora apoyó la idea de Capitanich de usar un DNU para salir de la encerrona que planteó la oposición en el Congreso de no tratar los proyectos en sesiones extraordinarias si el oficialismo insiste con el juicio político a la Corte.
En la lista de iniciativas que se incluyeron en el temario de sesiones extraordinarias se encuentran el Plan de Pago de Deuda Previsional; la reforma del INDEC por un nuevo Sistema Estadístico Nacional; un plan nacional de Ciencia; proyectos para crear un parque nacional; creación de universidades nacionales; entre otras.
Este medio consultó al entorno del gobernador bonaerense Axel Kicillof para saber si el funcionario también apoyaba la medida, pero por ahora no hay definiciones que quieran hacer públicas al respecto.
En la Casa Rosada dicen que es un “disparate” la opción de un DNU que sugirió Jorge Capitanich
Lo cierto es que más allá de que La Cámpora se haya sumado a la presión de Capitanich, en la Casa Rosada descartaron que el mandatario tome una determinación de esta clase. “Es un disparate”, soltaron cerca del jefe de Estado. La respuesta también fue pública y el encargado de hacerla fue el propio mandatario.
Lo hizo al destacar los buenos números de la economía argentina. “En 2021 creció 10.3 puntos y en el 2022 casi seis puntos. Somos, en esos dos años, el segundo país que más creció en el mundo después de China”, afirmó Alberto Fernández. Fue allí cuando sostuvo que esa suba se produjo en medio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
“Contra todos los pronósticos que se plantearon cuando cerramos el acuerdo, la realidad dice que tuvimos razón porque firmamos un acuerdo en el que le dijimos al Fondo, ‘primero me vas a dejar crecer y después voy a pagarte’”, insistió. En La Cámpora aceptan que fue un mensaje directo a Máximo Kirchner y los dirigentes K que no acompañaron el proyecto.