Prohíben a los docentes calificar con menos de 4 a los alumnos en Entre Ríos

 

El Consejo General de Educación (CGE) de Entre Ríos modificó el sistema de evaluación, calificación, acreditación y promoción para los estudiantes secundarios de la provincia, y a partir de ahora los docentes no podrán colocar una nota menor a 4 en el primer trimestre, según confirmaron desde el organismo.







Si un estudiante no alcanza el 6, los colegios deberán gestionar acciones de “acompañamiento pedagógico y de complementación”, agregaron desde el CGE.








El objetivo de la polémica medida es “garantizar los derechos” de los alumnos de ser evaluados desde una “mirada integral, flexibilizada y con centralidad en la enseñanza”.









Por esto, se mantiene la aprobación entre 6 y 10 y la “no aprobación” entre 1 y 5. Aunque la calificación del primer trimestre estará comprendida entre 4 y 10, debido al “impacto subjetivo” que tienen las notas 1, 2 y 3.





Esas calificaciones, según el CGE, “obturan la trayectoria a realizar durante el año desde el inicio del proceso de aprendizaje”.





A cambio, recibirán un informe descriptivo con los saberes y capacidades pendientes de acreditación, y con las particularidades de su proceso de aprendizaje, fortalezas y debilidades. Todo ello para tomar decisiones y así disminuir o superar esas dificultades.









La evaluación forma parte de un “proceso formativo” que acompaña la trayectoria escolar de los estudiantes, y es una herramienta de los docentes para “conducir la enseñanza de manera efectiva, retroalimentar aprendizajes, y comunicar los resultados”, consideraron desde la cartera educativa de Entre Ríos.









Por otro lado, los docentes deberán trabajar en una acreditación de saberes “procesal, progresiva, variada e integrada”, y donde cada maestro elegirá la forma de registrar acreditaciones a través de conceptos, números u otros símbolos. Incluso, la nueva normativa insta a que los estudiantes “aprendan a hacer sus registraciones” sobre la acreditación de saberes.









Al respecto, la directora de Educación Secundaria de Entre Ríos, Natalia Garnier, señaló que la medida busca “evitar el impacto negativo” de la calificación de 1 a 3, a través de una “evaluación continua, formativa, y con foco en la observación de evidencias de los procesos diarios”.