Comunidades mbya reclaman contra Arauco: «basta de monocultivo de multinacionales… Tenemos el derecho territorial»

Como cierre de la Semana de los Pueblos Indígenas, las Comunidades mbya Ka’a Kupe, Puente Quemado II, Tuna í y Koeju reclamaron el lunes frente a Casa de Gobierno, en Posadas, contra el desmonte que sufren por parte de empresas y particulares. Fue en la plaza 9 de Julio, de manera pacífica y con cartelería.

Particularmente, Puente Quemado II reclama que la empresa Arauco tiene ocupadas 333 hectáreas de las 659 que le pertenecen a la Comunidad, relevada en el marco de la Ley 26160.

Arauco pretende que solo ocupen cinco de esas 333 hectáreas. Toda la Comunidad lamenta con tristeza que la biodiversidad de su territorio fue exterminada por la empresa y sus plantaciones de monocultivo, a lo que se sumaron los incendios.

“Pasamos graves incendios y estamos reclamando nuestro derecho territorial, basta de plantaciones de monocultivo de empresas multinacionales como Arauco, que está invadiendo nuestro territorio y nosotros sufrimos las consecuencias. Ellos usan muchos productos químicos y contaminan el arroyo, eso nos trae enfermedades a nosotros. Tenemos el derecho territorial pero el Gobierno no nos reconoce como preexistentes”, lamentó el mburuvicha de Puente Quemado II, Santiago Ramos.

La movida fue acompañada por la coordinadora socioambiental de organizaciones contra la profundización del extractivismo, Basta de Falsas Soluciones.

Clarisa Neztor, de la ONG Rebelión o Extinción Misiones, expresó: “Estamos acompañando la lucha y resistencia del Pueblo Mbya, de la Comunidad de Puente Quemado II, que está resistiendo en apenas cinco hectáreas en Garuhapé, en donde la empresa Arauco hace uso ilegítimo de sus tierras plantando monocultivo de pino”.

Esto genera una destrucción del ecosistema, cambio de uso de suelo y contribuye al cambio climático que afecta no solo a las comunidades indígenas, sino a toda la sociedad.

Por su parte, Ricardo Benítez, mburuvicha de la Comunidad Tuna í, Puerto Leoni, afirmó que “sin territorio nosotros no tenemos vida, es vida para todos, desde eso defendemos la biodiversidad”.

fuente San Pedro Web