Confirmaron nuevas muertes por desnutrición este año en Salta

A casi dos años de que se declarara la emergencia sociosanitaria en al menos tres ciudades salteñas, la cantidad de fallecimientos por desnutrición en la provincia de Salta continúa siendo una preocupación: el Gobierno provincial confirmó este martes nuevas muertes en los primeros días del 2022, aunque no dio precisiones de cifras.

El ministro de Salud, Juan José Esteban, afirmó que en las últimas semanas ya hubo víctimas producto de la problemática que afecta -sobretodo- a los niños de las comunidades aborígenes que viven en el norte. Además, definió a la situación como «complicada».

En diálogo con un medio local, admitió: «Iniciamos el año con más muertes por desnutrición y complicaciones por deshidratación”, dijo el funcionario que se limitó a compartir estadísticas y anunció que las cifras las dará en los próximos días.
Al respecto, justificó: «El estado de vulnerabilidad de la gente pese al trabajo que se viene realizado sigue siendo importante”, señaló dejando entrever que desde el Estado se están ocupando del drama que hace años inquieta a la provincia.

La confirmación de nuevos fallecimientos en los primeros 18 días del año se dio luego de que el diario El Tribuno difundiera un informe denunciando la falta de números oficiales que permitan evaluar cómo evolucionaron los diagnósticos de dicha afección desde que se anunciara la emergencia el 29 de enero de 2020.

Según indicaron, desde entonces -cuando trascendió que había una cantidad significativa de chicos que sufrían problemas alimentarios y deshidratación- las autoridades sanitarias de la provincia no brindaron información a cerca de cómo continuó la situación.

Luego de ser consultado por el tema, el ministro este martes agregó: “Debemos encontrarle una solución y estamos trabajando en eso. Es fundamental el diálogo y la responsabilidad compartida para mejorar la atención sanitaria. Es muy importante la apertura del Centro de Rehabilitación Nutricional para que trabaje lo antes posible y se ocupe de estos chicos”, expresó.

También declaró sobre la falta de agua potable en los departamentos de San Martín, Orán y Rivadavia, los más afectados por problemas de mala alimentación.
«Ya salieron los pliegos de contratación de camiones cisternas. Hay que mejorar la calidad y cantidad de cisternas para que el agua pueda llegar a todos los pueblos. Es muy importante que no falte el agua, que todos puedan acceder a ella”, dijo Esteban sobre uno de los factores que condiciona la salud de las personas.

Y continuó: «La situación es complicada, pero ya estamos trabajando (…) y ya tenemos todo listo para la inauguración del Centro de Recuperación Nutricional que es un punto sanitario fundamental».

Finalmente pidió que «se entienda» que las zonas donde hay más casos de desnutrición son territorios que sufren de altas temperaturas y donde el agua no es apta para consumir. «Todo eso favorece a las diarreas», concluyó.

La declaración de la emergencia por desnutrición en 2020
La provincia salteña declaró la emergencia sociosanitaria luego de que se conocieran las muertes de seis niños de la comunidad wichi en los primeros 28 días del año. Además, sumaban 20 otros menores que se encontraban en situación crítica.

“Declaramos emergencia sociosanitaria en San Martín, Rivadavia y Orán. Vamos a dirigir nuestros mayores esfuerzos para asistir de manera inmediata a los sectores más vulnerables con medidas y acciones prioritarias en búsqueda de soluciones superadoras que permanezcan en el tiempo”, había comunicado el gobernador Gustavo Sáenz en Twitter.

“Debemos trabajar de forma conjunta para terminar con esta histórica deuda”, señaló.