Macri llegó al país y deberá declarar ante la Justicia por la causa del espionaje ilegal

El expresidente Mauricio Macri llegó al país desde Miami y deberá declarar en Dolores por la causa de espionaje a los familiares del ARA San Juan.
El expresidente de la Nación, Mauricio Macri, llegó al país en un vuelo de Iberia, procedente desde Miami, Estados Unidos. Tras su arribo, deberá declarar ante la Justicia de Dolores por la causa de espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan, que habría sido llevado a cabo por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).
Antes de la llegada de Macri al país, su abogado designado, Pablo Lanusse presentó una apelación al dictamen del juez, Martín Bava, que ordenó la prohibición de salir del país al exmandatario, a pesar de que se encontraba en Estados Unidos, y el llamamiento para que se presentara ante la Justicia de Dolores con el fin de declarar en la causa de espionaje a los familiares de las víctimas del submarino hundido, ARA San Juan, que, según lo denunciado, se habrían llevado a cabo del año 2017 al 2018.
En tanto, Mauricio Macri debe presentarse a declarar, según lo dispuso el juez Bava, mañana miércoles 20 de octubre. En su descargo, el exmandatario indicó que la prohibición de salir de Argentina “carece de todo tipo de fundamentación y, por ende, aniquila y vulnera los derechos, principios y garantías de defensa en juicio, debido proceso, mínima intervención estatal, libre circulación y tránsito, principio de inocencia, proporcionalidad y razonabilidad”, sentencia.
“En respeto al dolor de los familiares, y a la honra de los héroes que allí fallecieron, no se tolerará la utilización del caso con fines electorales ni políticos”, tuiteó el abogado Lanusse. Además, en el hilo del comunicado, el abogado sostuvo: “Habrá de presentarse oportunamente ante la Justicia, debiéndose resaltar la manifiesta incompetencia del juez Bava para intervenir en esta causa”. En tanto, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, los titulares de la AFI durante el mandato de Mauricio Macri, fueron procesados por “abuso de autoridad y violar la ley de inteligencia interior”.