La Provincia analiza comprar tierras para las familias desalojadas en Fracrán

Las 14 familias agricultoras que fueron desahuciadas el jueves 18 de un lote de Picada Guaraní, en Fracrán, lugar que habitaban y en el que producían desde hace más de cinco años, se reunieron hoy con la subsecretaria de Tierras de la provincia, Sonia Melo, con el fin de analizar alternativas para subsanar el drama social provocado por la destrucción  de las viviendas y la pérdida de sus medios de producción.
En la reunión que se desarrolló en el salón del Bicentenario de San Vicente, la funcionaria refirió que el Estado trabaja para encontrar una alternativa de solución o eventual reubicación que les permita seguir subsistiendo con el trabajo agrario, tal como lo desarrollaban en el predio donde vivían y donde plantaban tabaco, yerba, huertas, y prosperaban con la cría de animales. “Nos sorprendió el desalojo porque estábamos en tratativas con los propietarios registrales para encontrar alguna alternativa de compra de esas tierras. Les habíamos pedido tiempo pero lamentablemente se dio el desalojo sin siquiera comunicarnos”, señaló. La subsecretaría también conocía existencia de familias asentadas pacíficamente hace años, y aclaró que “también estamos preocupados por cada una y sobre todo, porque estamos con este clima y la gente quedó a la intemperie”. Los técnicos de la subsecretaría tambien lamentaron que los titulares registrales, que viven en Entre Ríos, “pidieron un precio irracional en dólares para vender las tierras”. Algunas de las alternativas que se barajaron son la eventual reubicación, la compra del predio, y hasta un banco de tierras a futuro. “No hay soluciones inmediatas pero vamos a seguir trabajando, el compromiso es buscar una solución”, aclaró.

Pedido de nulidad
Paralelamente, las familias productoras presentaron un pedido de nulidad ante el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, en el marco del expediente en el que que tramitó el desalojo.
En la presentación relataron que jamás usurparon las tierras y que existiría un error de identificación  del lote en el que debían haber actuado. “No fuimos notificados. Vivimos hace años en el lote y dijeron que no nos encontraron y que había solo carpas. No fueron a nuestras casas. Al no notificarnos, no nos permitieron el derecho de defendernos, de mostrar nuestros boletos de compra venta”.
Finalmente el legislador Héctor Bárbaro lamentó que la acción de desalojo “deje un grave precedente en el que se trata como usurpadores a productores que jamás usurparon”.