Denuncian sobreprecio de 500% en una obra de la CELO y la incorporación de 20 empleados

 

 

 

El síndico Carlos Sowinski y el consejero Néstor Mattos, brindaron una conferencia de prensa este jueves, en la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), denunciando irregularidades en la institución. Ambos radicaron una denuncia penal acusando a la Administración de cooperativa de manipular sus medidores, conectándolos de manera directa. Para los denunciantes, el objetivo de las “manos negras” que manipularon sus medidores es desprestigiarlos.

Hoy viernes, Mattos presentó además un pedido de informes específico sobre la ampliación de la oficina de telecomunicaciones que costó 5 veces más de los presupuestado hace solo un año. “El 24 de julio del 2020 se aprobó un presupuesto de 5000 pesos por metro cuadrado y el espacio es 16 metros, o sea significaba 80.000 pesos de mano de obra. De acuerdo a un informe que solicité hoy (viernes) se lleva abonado más de 400.000”, fustigó, señalando que “en el Consejo no se autorizó ampliación de presupuesto”. La obra tenía un plazo original de 30 días y ya pasó un año, costando 10 veces más que la inflación anual.

 

Medidores manipulados 

Sowinski contó que detectó que el medidor de su local comercial estaba conectado en forma directa, “y yo desconocía estaba situación. El día 28 de abril fue el primer reclamo que hice ante el gerente técnico Sartori, él se comunica en forma verbal para verificar porqué yo no tenía luz, porque yo quise cargar y el aparatito estaba totalmente apagado”.

Prosiguió entonces relatando que el día 13 se acercó a la guardia nuevamente por el reclamo de otro socio, y aprovechó para dejar asentado que no habían ido a reparar su medidor. “El día jueves no habían reparado el aparatito mío, llamo nuevamente a la guardia, se acercaron los muchachos y constataron que mi medidor estaba conectado en forma directa”, contó. El síndico apuntó a una intención de perjudicarlos ya que se acercan las elecciones y están en campaña, compitiendo con el sector del presidente Pedro “Pilo” Anderson.

Por su parte, Mattos aseveró que, a partir de este hecho, fue a revisar su medidor y “sorpresa, también está detenido, vengo al sector guardia a pedir que vayan a verificar” porque estaba conectado directo. “Hay una mano negra con toda la intención de perjudicarnos”, aseguró.

“Hasta el momento, ni el presidente (Anderson) ni los demás consejeros se han comunicado con nosotros… lo mínimo que tenían que haber hecho es una reunión para deslindar responsabilidades”, dijo agregando que pidieron que se haga un sumario interno “porque tenemos algunas pruebas de como se hizo la operación” para perjudicarlos políticamente.

Recordó que el síndico ha hecho muchos pedidos de informes con “presentaciones en Acción Cooperativa por la falta de información que tenemos dentro del Consejo donde pocas veces hemos tenido respuestas”, afirmó, mencionando que han detectado obras con sobreprecios de hasta 5 veces más que los valores presupuestados y aprobados por el Consejo de Administración. Además cuestionó la toma de personal, donde en los últimos tiempos se incorporaron hasta 20 empleados adicionales a la CELO, sin autorización del Consejo y muchos “no tienen ni sillas donde sentarse”, aseguró.