Colombia desmintió a Grabois: “se negó a una verificación de sus documentos y faltó el respeto al Oficial de Migración”

Migraciones acusó al dirigente social de agredir verbalmente a una oficial. 

El dirigente social Juan Grabois denunció el martes que Colombia le impidió el ingreso al país tras ser agredido por personal local.

Sin embargo, a través de un comunicado, Migraciones desmintió al argentino y contó su versión de los hechos.

Grabois llegó al Aeropuerto Internacional de Bogotá como parte de una comitiva internacional que tiene como misión supervisar supuestas violaciones a los derechos humanos.

Sin embargo, a través de sus redes sociales aseguró que fue “detenido y agredido por un gobierno autoritario” por ser considerado una “amenaza a la seguridad nacional”.

MIGRACIONES
Migraciones de Colombia, autoridad responsable de monitorear y llevar a cabo el control de ingreso en el país, emitió un comunicado con cuatro puntos para explicar por qué no dejó entrar a territorio nacional al abogado argentino.

“El día de hoy arribó al territorio nacional, por el aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, una delegación de 20 personas provenientes de Argentina. Tras realizarse los procesos de control y verificación migratoria correspondientes, se autorizó el ingreso de 19 de los 20 miembros de dicha delegación”, arranca el texto oficial.


En un segundo párrafo, Migraciones explicó que saltó una alerta en el sistema “por el vencimiento de su pasaporte” y Grabois “se negó a que se le realizara una verificación a sus documentos”.

Además, en el comunicado asegura que el dirigente social “faltó el respeto al Oficial de Migración y al Supervisor a cargo y fue inadmitido”.

Según Colombia, “el extranjero (Grabois) quien, de forma vehemente, exigía su ingreso al país, basado en quién era y quiénes lo habían invitado, fue dejado a disposición de la aerolínea, con el fin de que se cumpla la orden de inadmisión”.

El artículo 2 del decreto 1727 de 2020, al que hace referencia Colombia, tiene una variedad de causales de rechazo para entrar al país entre los cuales figuran o tener la documentación vencida o agredir al personal de Migraciones que es lo que, en este caso, le atribuyen a Grabois.

No obstante, miembros de la delegación argentina desmintieron la versión de Migraciones. “Lo que nos dijeron desde Migraciones en el Aeropuerto era que Grabois había agredido a personal migratorio. Todos los que estuvimos ahí, haciendo los trámites, pudimos constatar que nunca hubo la agresión que alega el gobierno colombiano. Queremos dejar clara esa situación”, explicó Pablo Pimentel, uno de los denunciantes.