Obra en el Centro Cívico: “alguien se comió la guita y ahora lo vuelven a flote”

Así lo manifestó el comerciante, profesor, ex concejal y ahora candidato a Defensor del Pueblo, Eduardo Serra a la obra comenzada hace pocos días para “modernizar” la plazoleta Güemes. Se trata de la segunda etapa “enlatada” de reforma del Centro Cívico obereño que consta de una cuadra y, hasta el momento, se desconoce el costó que tendrá.

Además, Serra criticó el anuncio del “megaproyecto” de un centro de convenciones por parte del intendente Carlos Fernández, a un mes de las elecciones, entre otros anuncios como el parque industrial o el ya inaugurado Palacio de Justicia hace dos años, pero que aún no funciona.  

 
Mediante una carta abierta, Serra expresó:

Le quiero hablar al votante, en especial al obereño.
El Intendente Fernández presentó

MEGA PROYECTO DE CENTRO DE CONVENCIONES QUE SE CONSTRUIRA EN OBERA:
A quién le puede llamar la atención este anuncio del Intendente.
Sin dudar a alguien que está de visita o que hace poco tiempo que vive en Oberá
Fernández como buen alumno de la renovación sabe y debe realizar entre un mes o a lo sumo quince días antes de las elecciones este tipo de anuncio.
Podemos decir, sin temor a equivocarnos, tirar unos cuantos billetes en forma de anuncios, para comprar a algunos distraídos de la clase media, de esos que todavía no saben que el 6 de Junio se vota.
Podemos recordar mucho de esto.


CENTRO CIVICO: ya debería haberse terminado hace por lo menos tres años, alguien se comió la guita y ahora lo vuelven a flote, pero se dan cuenta todos que fue hasta ahora la empalizada y una retroexcavadora parada en un extremo. Movimiento NADA.

PALACIO DE JUSTICIA: lo podríamos llamar de la Injusticia, saben por qué, porque todos los recursos que se usaron para construir el palacio de la oportunidad fueron para que Passalaqua, no se fuera de la gobernación y como obereño sin dejar algo.

PARQUE INDUSTRIAL GUARANI – OBERA:
Todo en la nada, no hay nada.
Recursos que podrían haberse usado para arreglar cosas mas sencillas pero mas eficaces para los ciudadanos de provincia y de Oberá.
Para los barrios mas carenciados comprarlos será mas fácil, veremos a algún o todos los candidatos de la renovación repartiendo bolsitas con comestibles.
A la renovación, no le importa la dignidad de las personas, ellos tampoco la tienen, sino actuarían distinto, pelearían el voto sin mentir, sin la nefasta ley de lemas, sin manejar la provincia bajo el paraguas de una pseudemocracia.
Si ganan el 6, el 7 de junio todo sigue igual para el ciudadano común, para los presta nombres que se presentaron en las distintas candidaturas no, esos en función de los votos logrados, seguirán cobrando recursos de la provincia o municipalidad hasta dentro de 2 años.

CIUDADANOS REACCIONEMOS Y LA REACCIÓN DEBE SER EL 6 DE JUNIO, POSTERIORES MARCHAS O CORTES DE RUTA NO SIRVEN.