Locales clausurados: “No tiene un fin recaudatorio, pero si no establecemos multas que duelan al bolsillo, es muy difícil controlarlo”

El fin de semana anterior, por exceder el límite permitidas de personas, fue clausurado el salón gastronómico Malú, ubicado sobre ruta 5 a la altura de villa Londín. En reiteradas ocasiones, quienes asistieron a eventos en el lugar, advirtieron exceso de personas en el predio, pero no había recibido sanciones hasta el momento. Además, circularon videos de un evento realizado en el salón bailable Slice, sin barbijos ni respetando la distancia exigida por el protocolo, pero éste no fue clausurado en ninguna de las dos jornadas de dicho recital. Este fin de semana, se clausuró un bar pool ubicado sobre avenida de las Américas por exceder el horario permitido. 

Por ello, el Concejo Deliberante estableció multas de hasta 80 mil pesos para los locales que no respeten los protocolos de la pandemia.  


En ese sentido, el intendente Carlos Fernández sostuvo que “ajustamos medidas porque tuvimos desbordes, eso nos obligó a clausurar dos lugares el fin de semana pasado y otro el fin de semana anterior”.

“Es algo que no veníamos haciendo porque apostábamos al diálogo y al entendimiento pero si no se toman medidas más drásticas va a ser difícil controlarlo”, asegurando que “esto no tienen un fin recaudatorio, no queremos quedarnos con plata pero vemos que si no establecemos multas que duelan al bolsillo, es muy difícil controlarlo”, dijo en declaraciones a Agencia Hoy y LT 4.

Fernández reconoció que estas medidas no le gustan a nadie, “ni a nosotros ni al que recibe ese castigo. Estamos pidiendo que presten atención, que cuiden la cantidad de gente porque si tienen capacidad para 100 personas y nos encontramos con 240, está mal y nosotros somos responsables porque puede haber un contagio masivo”.

Por último, afirmó que los inspectores municipales que están a cargo de los controles “están cansados al igual que los efectivos de la Policía y ni hablar de nuestros queridos trabajadores de la salud que realmente están atravesando un momento difícil, el personal no alcanza y tienen muchas horas de trabajo”, subrayó.