Docentes de paro acamparán en la ruta 12: “Si no hay diálogo, el conflicto recrudece”

El viernes 7 de mayo, en la última jornada de paro de 72 horas convocado por el Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha, integrado por MPL, UDNAM, AUTOCONVOCADOS, UTEM-CTAA, ATE, TRIBUNA DOCENTE, CORRIENTE NACIONAL CONTI SANTORO y MAREA BLANCA, se realizó la Marcha de la Dignidad por el Diálogo que culminó en un corte de ruta a la altura del Peaje Santa Ana. Allí se retomó la Asamblea que había pasado a cuarto intermedio el día 4/5.

La misma mandató a representantes del Frente a comunicarse con la patronal a fin de transmitir la necesidad de agilizar la convocatoria a una mesa de diálogo, quien recepcionó la comunicación pero sin brindar respuesta satisfactoria.

Durante la jornada se produjeron diversas situaciones que evidencian las intenciones del poder político de apelar al aparato represivo para doblegar la lucha. Desde acoso por parte de la Gendarmería, el bloqueo para el paso de ambulancias y vehículos de diálisis, pinchadura de neumáticos a los vehículos de los compañeros, hasta la liberación de la zona para que avanzaran camioneros.
Este último episodio pudo haber terminado en una tragedia, y fue gracias a la templanza y la conducta de los compañeros que sostenían las cabeceras -quienes no se movieron un centímetro de sus posiciones- que el corte se sostuvo más de 12 horas, hasta que se evaluó por seguridad levantarlo cuando ya había caído la noche.

La Asamblea resolvió:

👉🏽Convocar a paro de 72 hs. sin asistencia los días lunes 10, martes 11 y miércoles 12 de mayo.

👉🏽Realizar el lunes 10 acciones locales y/o zonales.

👉🏽Concentrar en la cabecera norte del Yabebyry sobre la ruta 12 en San Ignacio, a las 8 hs. del día martes 11, con acampe hasta el día miércoles 12 de mayo.

👉🏽Pasar a cuarto intermedio la Asamblea Provincial para retomar el día miércoles 12 en el marco de la concentración en el Yabebyry (San Ignacio).

Son momentos claves donde la fortaleza y la coherencia que hemos forjado se ponen a prueba.
El poder busca dilatar la solución y, al apelar a mecanismos vergonzosos, continúa profundizando el conflicto que escala a una dimensión cada vez mayor.

Los trabajadores de la educación estamos dispuestos a seguir sosteniendo esta lucha, comprobando infelizmente a cada paso cuan indiferente y soberbio es este gobierno a la cuestión educativa, que permanentemente prueba lo que estamos dispuestos a hacer e intenta colocarnos como un enemigo frente al resto de la sociedad. A esta altura del proceso no vamos a cejar un palmo nuestros reclamos, por lo que instamos una vez más a conformar esa mesa de diálogo. Seguir dilatando esto es profundizar el conflicto.

 

Comunicado de los Trabajadores de la Educación en lucha