Si cree que la educación es cara, pruebe con Sedoff

Miguel Sedoff, apoyado en la infantil propaganda de los mass-media a su gestión y en el execrable mutismo de la oposición, no recibe a los docentes que reclaman su derecho a vivir mejor. Es un clásico de la renovación misionera: solo hablan con aduladores. Triste paradoja es que al Ministro de Educación, le falte educación.

¿Cuántos docentes misioneros perciben 61 mil pesos mensuales? Porque ese es el ingreso que en marzo, según el INDEC, necesitó una familia tipo-dos adultos y dos menores-para no ser pobres. Solo para cubrir la canasta básica alimentaria. Por su lado, el imparable progreso económico del que vienen disfrutando los popes renovadores está bien a la vista de quién quiera verlo.

Va a costar mucho descolonizar las mentes de tantos docentes incorporados por la desaparecida Stella Maris Leverberg a un sistema político-gremial que premia la obsecuencia y el vasallaje y castiga al que no se somete. Pero el esfuerzo vale la pena.

El año pasado hubo un masivo “bochazo” de aspirantes a ingresar en la Policía y en el Servicio Penitenciario provincial. Jóvenes con secundario completo no fueron capaces de aprobar un examen que fue online, múltiple-choice, y a libro abierto. ¿Qué dijo Sedoff al respecto? Nada. Y tampoco nadie le preguntó. Pero se entiende. ¿Qué tendrá que ver el ministro de Educación con los problemas de la educación? ¿No?

La lucha de los docentes misioneros que piden lo deben tener pinta para ser una batalla ganada de una guerra perdida. El tiempo dirá.

Es bastante popular esa frase atribuida al ex rector de la Universidad de Harvard, Derek Bok, que dice: “Si usted cree que la Educación es cara, pruebe con la ignorancia”.

Misiones está probando con Sedoff…

 

Por Walter Anestiades