Comerciantes reciben listas de precios remarcados diariamente

Productos como yerba, arroz, fideos, azúcar, leche, queso cremoso y harina, son los más adquiridos por los clientes. Comerciantes señalaron que una vez por semana y en otros casos diariamente, reciben lista de precios remarcados.
De acuerdo a un relevamiento realizado en despensas barriales y de la zona céntrica, la suba de precios y la pérdida del poder adquisitivo del cliente, generó cambio en el consumo de alimentos. Vendedores y propietarios de negocios relevados señalaron que, por ejemplo, productos como bizcochuelos en caja, durazno en almíbar, golosinas, gelatina, cereales y chocolates, que solían venderse frecuentemente, hoy presentan una baja demanda. Apuntaron que la gente ahora se está centrando sobre todo en adquirir alimentos de primera necesidad como yerba, arroz, fideos, azúcar, leche, queso cremoso, aceite, polenta y harina.

También remarcaron que, algunos clientes ya no suelen comprar la misma cantidad de productos, como lo hacían en tiempo sin pandemia. Lo cierto es que, la mayoría de los vendedores coinciden en que las ventas vienen en descenso desde el año pasado y que las remarcaciones se vienen dando de forma gradual.

En una despensa ubicada en barrio Luján, que lleva más de diez años de actividad, señalaron que el consumo del cliente cambió exponencialmente. Sumado a que diariamente los proveedores llegan con nuevos precios y por ende deben trasladarlos a sus góndolas. “Antes solían comprar todos los fines de semana latas de durazno y de frutas, también crema para torta, ahora algunos prefieren comprar lo esencial, como leche, azúcar y fideos”, sostuvo Estela Romero.

En un comercio del barrio Ciudad de Nieva, el propietario Luis Cruz señaló que ya no se trabaja de forma normal y que si bien, durante el inicio de pandemia, se mantuvieron en actividad, “la demanda bajó un poco, quizás se debió al miedo de contagio y la falta de dinero”.

Respecto al abastecimiento de los productos señaló que sólo han sufrido el faltante de algunos alimentos que, en época de enero y febrero suelen darse, debido a que varias empresas cierran por vacaciones. Asimismo, detalló que desde el año pasado los alimentos vienen subiendo periódicamente, acompañados de la suba del combustible. “Antes era un aumento cada 15 días en determinados productos, pero ahora noté que fue mucho más rápido”, dijo.

En barrio Coronel Arias, la propietaria Marta Gallardo, quien inauguró su despensa hace dos meses, señaló que la venta es baja. “La gente busca acceder a los productos más baratos. Los precios suben como si nada, todos los días”, indicó.

Mientras tanto, en un negocio ubicado en barrio Cuyaya y otro en la avenida Almirante Brown, presenta el mismo panorama.

Por su parte, Isaac Rodríguez, propietario del local de la avenida, apuntó que el año arrancó de manera regular. “Para nosotros fue un esfuerzo enorme rellenar la despensa, completar las heladeras”, dijo.

A su vez se refirió a que, por ahora, en su local el desabastecimiento que se está produciendo es muy bajo. “En tema lácteos, fue un gran faltante y también todo lo que es yerba, como productos esenciales”, dijo al momento que agregó que una vez por semana los precios suben.

 

 

El Tribuno de Jujuy