Empresas deberán informar sobre precios, ventas y stocks al Gobierno

Las empresas que deban cumplir con los requisitos que emanan del Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE) tienen plazo hasta el próximo 10 de abril para presentar la documentación respaldatoria de precios, ventas y stocks, que empieza a pedir obligatoriamente el Gobierno.

A través de la Disposición 4/2021 de la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno, el Ministerio de Desarrollo Productivo fijó el procedimiento a emplear por parte de las empresas para el suministro de la información requerida. De esta manera, el Gobierno busca profundizar el control de precios y frenar la inflación.

En su artículo 4° la norma establece que la primera presentación deberá hacerse entre el 1 y el 10 de abril y allí habrá de constar la información correspondiente a los precios, cantidades y stock del mes inmediato anterior.

Además, se fija un plazo extra, que va del 11 al 15 de cada mes, para rectificar la información oportunamente presentada.

De acuerdo con la Disposición 4/2021, publicada hoy en el Boletín Oficial, las empresas proveedoras de insumos o bienes finales, productoras, distribuidoras o comercializadoras, deberán informar los precios, cantidades producidas y/o vendidas y stock disponible de la totalidad de sus productos, de forma unitaria, sea cual fuere el destino.

La disposición contempla el sistema de monitoreo para 24 sectores, la mayoría de la industria de alimentos y bebidas, pero también vidrios, papel, hierro y acero, productos informáticos, muebles y colchones.

En concreto, aplica para la preparación de frutas, hortalizas y legumbres; la elaboración de aceites y grasas de origen vegetal; de productos lácteos; de productos de molinería, almidones y productos derivados del almidón, de productos alimenticios; de alimentos preparados para animales; y elaboración de bebidas.

También para la fabricación de papel y de productos de papel; de productos minerales no metálicos; de vidrio y productos de vidrio; productos de hierro y acero; de equipos y productos informáticos; de equipos de comunicaciones y transmisores de radio y televisión; y fabricación de receptores de radio y televisión, aparatos de grabación y reproducción de sonido y video, y productos conexos.

Otros rubros alcanzados son la fabricación de aparatos de uso doméstico y de muebles y colchones; venta al por mayor de alimentos, bebidas y tabaco y artículos de uso doméstico y personal. Además, la comercialización al por menor en comercios no especializados, y de productos alimenticios, bebidas y tabaco en comercios especializados.

Y alcanza también a la fabricación de insecticidas, plaguicidas y productos químicos de uso agropecuario; de preparados para limpieza, pulido y saneamiento; de jabones y detergentes y la fabricación de cosméticos, perfumes y productos de higiene y tocador.

El SIPRE se lanzó el pasado 15 de marzo con el fin de «disponer de información cierta y actualizada que permita identificar y caracterizar las diversas problemáticas de los sectores económicos implicados en la producción, distribución y comercializaciónde bienes finales e insumos con mayor impacto en la población», informó el Gobierno.

La reglamentación de la norma, busca ahora sistematizar los aspectos técnicos vinculados a la operatoria, «promoviendo la implementación de una herramienta ágil, que facilite la comunicación de la información requerida a los sujetos alcanzados».

Fuente: Cronista