Pastori: “Tenemos dos Alberto, uno miente en las provincias y otro firma decretos en la Rosada”

El Diputado Nacional por Misiones, Luis Pastori, explicó su punto de vista después del veto de Alberto Fernández a la Zona Aduanera Especial. “Tenemos dos Alberto Fernández, uno miente en las provincias y otro firma decretos en la Rosada”, afirmó.
El veto a la ley sonó fuerte, al punto de que todavía no se conoció un voz oficial en Misiones sobre el tema. No se pronunció la Renovación, partido que de igual manera siempre mantuvo la cautela. Su propio conductor, Carlos Rovira, había avisado que faltaban pasos clave para determinar a Misiones como Zona Aduanera Especial. Eso, al menos por ahora, no pasará. Alberto Fernández faltó a su palabra, falló en las promesas y un sábado a la mañana vetó la ley. ¿Quiso pasar inadvertido? No lo logró.
Luis Pastori, Diputado Nacional por Misiones, contó que fue una sorpresa, como también habrá sido para la Renovación. “No sé si se sabía de antemano que esto no iba a salir. Aparentemente, por lo que uno puede ver, tomó por sorpresa. Es inaceptable”.
“Alberto Fernández comenzó su mandato diciendo que no iba a gobernar solo, que lo iba a hacer con los 24 gobernadores, pero Herrera se enteró por el diario del sábado de este veto. La palabra presidencial viene devaluada hace bastante tiempo. El propio Alberto Fernández dijo, en Misiones, que se estaba contemplando la Zona Aduanera Especial”, siguió.
“Que sea él mismo el que termine vetando este artículo, no se le puede creer más nada. ¿Cuál es el verdadero Fernández? El que viene y promete a las provincias, o el que firma los decretos en la Rosada. Evidentemente es el segundo”, afirmó con firmeza.
“Me parece que está la mano de Economía, hay un artículo que golpea directamente a la provincia. Hay uno que indica que el Inprotur podría destinar el 35% de su presupuesto a reactivar la actividad turística y eso fue vetado. Eso pega de lleno a la economía de nuestra provincia”, amplió.
Para Pastori, simplemente con no firmar el decreto alcanzaba, mantenía la esperanza, pero Fernández lo vetó echando por tierra los debates en Diputados y el Senado. “Esto facultaba al poder ejecutivo a que reglamente esta zona. Este veto es innecesario.
No tenían la obligación de vetar, podrían haberlo comenzado parcialmente, con algún municipio fronterizo, pero lo hicieron en todo el país y de forma masiva. Si no es un cachetazo político, es muy parecido. Es de una torpeza política o de una guerra que está comenzando”, concluyó.