¿Barbijos y distancia social?: Fernández con militantes en Misiones

Foto gentileza: Kelly Ferreya

Hoy, en su visita a Misiones junto a la primera dama Fabiola Yañez y miembros de su gabinete adelantó que las restricciones a la circulación continuarán vigentes en ocho provincias que concentran el 55% de los contagios y en la zona del AMBA. En la ocasión el presidente no perdió oportunidad de tomarse fotos con sus militantes aunque sin respetar los protocolos y cuidados fijados como el uso de barbijos (boca y nariz) y distancia social. Sin embargo, más tarde el mandatario anunció la continuidad de la cuarentena y volvió a pedir “extremar los cuidados, entender que el virus no diferencia ideologías políticas, edades ni clases. Ataca a todos por igual y cuando lo hace con adultos mayores suele ser indolente”.

 

Desde Misiones, el presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) para hacer frente a la pandemia del coronavirus por otras dos semanas en ocho provincias y en la zona del AMBA: será hasta el 8 de noviembre.

En comunicación oficial, que por primera vez salió de la zona AMBA, se informó que los esfuerzos estarán concentrados en las provincias que concentran más de la mitad de los contagios del país. Se trata de Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis. Tanto estos distritos como la Ciudad y la provincia de Buenos Aires estarán bajo la restricción del ASPO por 14 días más.

«El interior del país ha diseminado el virus más allá de las ciudades, está también en pequeños pueblos y es razonable que así ocurra mientras el tránsito de personas y vehículos siga ocurriendo». En las ocho provincias más complicadas, que concentran el 55% de los contagios, también detectaron «estrés en la atención médica» con «hospitales que se colman, terapistas que se cansan y debemos garantizar que todos tengan la atención médica que necesitan». 

«Todavía no hay condiciones para decir que podemos quedarnos tranquilos porque sigue habiendo un número de contagios importante», dijo e hizo mención a los rebrotes en Europa porque «el virus está lejos de haberse ido». Por eso, volvió a pedir «extremar los cuidados, entender que el virus no diferencia ideologías políticas, edades ni clases. Ataca a todos por igual y cuando lo hace con adultos mayores suele ser indolente».

Ayer, el mandatario recibió a ocho gobernadores en la Casa de Gobierno junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

El encuentro contó con la participación de los mandatarios de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tucumán, Juan Manzur; de Mendoza, Rodolfo Suárez; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Chubut, Mariano Arcioni; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Son provincias donde se concentra el 55% de los contagios del país, tal como informó el Presidente.

El futuro de la temporada de verano

Sobre la temporada de verano y los protocolos estipulados para su funcionamiento, dijo que «para que exista es muy importante que nos cuidemos hoy». Se concentró en el caso de Mar del Plata, «una de las ciudades con más dificultades. Para que tenga verano y podamos disfrutar de él, tenemos que apagar y minimizar el problema hoy. Y es responsabilidad de todos y todas».

Fernández llegó a Misiones cerca del mediodía, donde inauguró la pavimentación de la avenida Raúl Alfonsín-Pastor Jorge Baschlin, que une los municipios de Capioví y Ruiz de Montoya. Allí, estuvo acompañado por el gobernador provincial, Oscar Herrera Ahuad y la primera dama, Fabiola Yañez. También inauguró las instalaciones del Hospital de Capioví y en horas de la tarde encabezará la firma de convenios entre el Gobierno nacional y el provincial.