Bloquear exportaciones de yerba y perder mercados: “Ahora que tenemos un margen de ganancia, el Gobierno se mete así amenazando”

OBERÁ. Así lo aseguró Cristián Klingbeil, secretario de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), quien a su vez expresó preocupación por la situación y responsabilizó directamente al Estado.

El martes, en reunión por videoconferencia el ministro Matías Kulfas advirtió que, si no bajan el precio de la yerba mate, se aplicaría la Ley de Abastecimiento. Dichas expresiones del ministro generaron un fuerte malestar en el sector yerbatero por un pedido del ministro de Desarrollo Productivo para bajar el precio al productor.

Durante el encuentro, que también contó con la presencia del gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, Kulfas responsabilizó al Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) de que el sector primario esté cobrando 13 pesos más por la hoja verde puesta en secadero (33 pesos en total), y exigió que se vuelva al valor de 20 pesos, que fue el que se fijó en la mesa de negociaciones tiempo atrás.

En diálogo con Agencia Hoy y LT 4 Cristián Klingbeil, secretario de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM) dijo que dichas afirmaciones “son una tragedia para nosotros, quieren retrotraer los precios al productor. Justo ahora que tenemos un mínimo margen de ganancia el Gobierno Nacional se mete así amenazando de esta forma. No se piensa en el obrero rural, que es quien más se perjudica porque esto se traslada de la cabeza para abajo”, manifestó.

Asimismo, el productor afirmó que es un castigo para los eslabones más débiles de la cadena, si Nación aplica la Ley de Abastecimiento: “Estábamos esperanzados con estos nuevos directores del INYM en trabajar en obras sociales, regular las plantaciones y nos salen con este nuevo problema que nos impide avanzar. Estamos muy preocupados por el enfoque que le quiere dar el Gobierno Nacional, nos duele porque se concentran en que no aumente los precios en las góndolas de Capital Federal y el resto del país no les importa nada”, expresó.

“No nos consultan al sector productivo o al secadero qué impacto puede tener si llevan adelante la medida que Kulfas en tono amenazante anunció. El disparador de esto fue el pedido de aumento del sector molinero que repercute directamente al consumidor. Lo que molesta es que si suben 10, al consumidor le aumentan 20 pesos y eso el Estado no lo ve y siguen aplicando tasas de impuestos y rentas”, sentenció Klingbeil.

Para terminar, el productor advirtió que en el caso que no venga el aumento necesario ya hay una advertencia al Estado del sector molinero de no abastecer la yerba empaquetada: “Tengo entendido que pueden llevar adelante esta medida si no se da marcha atrás con la Ley de Abastecimiento, ya que es un castigo para los eslabones más débiles de la cadena, si Nación aplica la Ley muchos pequeños productores están fundidos”, concluyó.