Bárbaro pide que el tabaco no pague más del 5% de retenciones, hoy paga 12%

El diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro elevó la petición al ministro de Agricultura, Luis Basterra, además de elaborar un proyecto de Resolución en el Congreso Nacional en el mismo sentido. En la misiva, y en representación de 14 mil productores, pequeñas cooperativas y entidades que nuclean al sector productivo en Misiones, solicitó formalmente una rebaja en las retenciones por exportaciones de tabacos Burley y Virginia del 12% al 5%, “en un todo de acuerdo a lo establecido por el artículo 52 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, que en su párrafo cuarto señala que “se prohíbe superar el cinco por ciento (5%) de alícuota para los productos agroindustriales de las economías regionales definidas por el Poder Ejecutivo nacional”.

Según explicó Bárbaro, la solicitud se basa “en que a fines impositivos, se considere al tabaco como lo que es, una economía regional”. “Dentro de las 606 posiciones arancelarias detalladas en el anexo del Decreto 230/20 que modificó el esquema de los derechos de exportación, hay una cantidad de productos agroindustriales que fueron finalmente considerados como economías regionales y cuya alícuota bajó significativamente al 7 o al 5%. No ocurrió lo mismo con el tabaco, que es claramente una economía regional con todas las características que requiere tal calificación, situación que nos alarma y ocupa”, manifestó.

El legislador y referente de ACTIM, refirió que esos puntos porcentuales de más que paga la exportación inciden fuertemente en el bolsillo de los productores. A diferencia de la soja y otros monocultivos, en el tabaco existe un proceso productivo de siembra, cosecha, manufactura y comercialización del producto que genera mano de obra intensiva y que le va aportando valor agregado previo a la exportación. “Esa cadena a la vez va desgranando las ganancias que se reparten –casi siempre en forma inequitativa- en todos los que intervienen localmente hasta llegar al productor”, refirió.

“El productor, el pequeño productor en el caso de la provincia de Misiones, es el último eslabón, el más vulnerable y el que tiene que soportar la mayor carga de trabajo a cambio de un bajo precio de su producto, con una casi nula rentabilidad. Los costos de producción superan los precios que reciben los productores por cada kilo de tabaco, ya que los insumos están dolarizados y han impactado fuertemente en el resultado económico final”, agregó en sus presentaciones.

Bajo impacto fiscal, alto impacto social
Si bien la rebaja de las retenciones del 12 al 5% significa una importante transferencia indirecta para miles de productores, para el sector, “sería casi insignificante para el Estado”.

A modo de ejemplo, y con cálculos basados en el nivel de exportación de tabaco registrado en 2019, Bárbaro ejemplificó el impacto de la solicitud: de tabacos Burley y Virginia, se exportó un total de 50.810.000 kilos por un valor de U$ 221.214.558. Con ese nivel de venta y por el 12% de retenciones, este producto exportado aportó al fisco nacional un aproximado de U$ 26.545.751. “Si el arancel fuera del 5% -tal como solicitamos-, con los números de 2019 la exportación de tabaco estaría aportando U$ 11.060.729. Las arcas del fisco dejarían de recaudar apenas U$ 15.485.021, un valor poco significativo de acuerdo a la recaudación total prevista por retenciones”, finalizó.