Aprobaron programa para estudiantes con capacidades o talentos especiales

MISIONES. La Legislatura creó el jueves a la noche por ley un programa especial para el desarrollo educativo de estudiantes con capacidades o talentos especiales

En la sesión semanal, también declaró a la ciudad de San Vicente “Capital Provincial de los Jóvenes Cristianos”. Asimismo, estableció los lineamientos para la implementación del “Distrito Tecnológico Misionero”.

El programa para el desarrollo educativo integral de estudiantes con capacidades o talentos especiales, abarca a niños, niñas, adolescentes y jóvenes que posean aptitudes excepcionales en las áreas “intelectual, psicofísica o artística”; según “parámetros de medición estandarizados”.

Será implementado en los establecimientos educativos que dependen del Consejo y el Ministerio de Educación de la provincia, en todos los niveles y modalidades. Según la ley aprobada, los docentes deberán proponer a los estudiantes que reúnan las aptitudes establecidas, para que participen del programa.

Además, se creó la beca denominada “IDEAMis” para quienes reúnan las aptitudes y justifiquen la necesidad de la ayuda económica.

La norma fue propuesta  por el diputado Víctor Kreimer, y luego por el legislador Héctor Pereyra Pigerl, quien reconoció que “los profesores y maestros aprenden a integrar a niños con discapacidad pero no a los que muestran altos niveles de rendimiento”. Informó que “estos alumnos se aburren, tienen mala conducta, se aíslan, su nivel de rendimiento se nivela para abajo y se descarta la posibilidad de que sus habilidades sean estimuladas y desarrolladas”.

Para el diputado “estos niños y adolescentes con alto rendimiento son un patrimonio de la provincia”, y por eso consideró necesario que se invierta “para que prontamente sean identificados y estructurar un programa que pueda atender sus necesidades”.

“El sistema educativo debe ser flexible para adaptar a estos talentos a los programas de enseñanza y como política de Estado de la provincia”, destacó.

Dijo que buscan “incluir valores como son el respeto, obediencia, responsabilidad, optimismo entre otros”.

Polo TIC

La Legislatura estableció el “Plan Estratégico de Promoción de Empresas TIC (Tecnologías de la información y la comunicación)”, con el objetivo de marcar los lineamientos para la implementación del “Distrito Tecnológico Misionero”.

La ley apunta a garantizar la creación de Polos TIC en diferentes zonas de la Provincia, la formación de recursos humanos especializados y la generación de conocimiento, como eje de investigación y desarrollo para el sector.

También se crearon “Polos TIC”  para el Desarrollo de las Industrias de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; y un registro de empresas TIC para personas humanas o jurídicas que desarrollen su principal actividad en el polo TIC.

Con la norma aprobada se busca “fortalecer el sector tecnológico misionero considerándolo como la nueva industria, potenciando así el ecosistema de la economía del conocimiento y haciendo partícipe a la sociedad toda”, explicó el diputado Nicolás Daviña, autor del proyecto.

Para el legislador, “al involucrar en este proceso a organismos estatales y a la educación como una de las bases del futuro funcionamiento”, las oportunidades “no solo serán para inversores sino para cada misionero”.

Obstetricia

El Parlamento misionero modificó artículos de la ley que regula la actividad de los profesionales de obstetricia en la provincia. En el nuevo texto se reconoce la formación actual que reciben los egresados de las carreras de licenciatura en obstetricia de universidades nacionales públicas y privadas, quienes en su formación adquieren la capacidad de atención integral a la embarazada, parturienta y puérpera de bajo riesgo obstétrico.

Según explicó la ex legisladora Claudia Gauto, autora del proyecto, la ley actualizada faculta y da amparo legal a los profesionales de obstetricia para “realizar algunas intervenciones que de por sí están naturalizadas desde hace décadas en los usos y costumbres de instituciones públicas y privadas, como brindar consulta a la mujer en las etapas preconcepcional, concepcional y puerperal; detectar precozmente el embarazo, controlar el embarazo de bajo riesgo, controlar y conducir el trabajo de parto de bajo riesgo”, entre otras funciones.

La nueva redacción “adopta, recopila, condensa e incorpora a la ley provincial vigente los avances en la formación, en la praxis y en las normas que actualmente regulan la actividad”, indicó.

Además, se derogaron ciertos artículos, como los que permitían que se autorice a efectuar partos normales a personas que no cuentan con la formación académica específica.

Anuncios