Empresas se van a Guaraní por beneficios impositivos: “pago $50 mil por año, en Oberá pagaría $500 mil”

GUARANI/OBERA. El proyecto de parque industrial desató la polémica en la localidad aledaña de Guaraní. El intendente Miguel Vargas firmó un acuerdo durante el mes de marzo estando de licencia. No informó a los concejales y sigue sin dar explicaciones. La presidencia del cuerpo deliberativo que pertenece a su sector político, continúa sin llamar a extraordinarias.

En ese sentido, el concejal Dante Lewtak que junto a Adrián Verón pertenecen al sector opositor, explicó que “hoy (jueves) vamos a sentarnos los tres, junto con Héctor Fuglistaler (Cambiemos) para sesionar y vamos a insistir con el pedido de informes, tengo las actas de lo que se presentó en Oberá, pero el ejecutivo no nos informó nada oficialmente, ni siquiera salieron a los medios a desmentir o aclarar”. Indicó que se enteraron por los medios y este jueves a la mañana se reunió con su par obereño Horacio Loreiro, “dijeron en los medios que van a comprar las tierras y va a ser un patrimonio obereño en Guaraní, nosotros queremos información oficial, Vargas firmó un acuerdo estando en uso de licencia del primero de marzo al 31, y firmó el día 12, así que no tiene validez, dicen que ponen a consulta del Concejo, pero tenían que habernos informado, el ejecutivo obereño mandó al Concejo, aprobaron y ya llaman a licitación, todo apresurado, es campaña política”.

Lewtak señaló que según el acta acuerdo al pudo acceder, Oberá comprará tierras en Guaraní y pasará a ser del municipio, pero “nosotros no vamos a permitir que ellos usurpen el cobro de impuestos, eso es netamente exclusivo del Concejo de Guaraní, si nosotros no aprobamos eso, ellos no pueden hacer uso de esas tierras para ese fin” y enfatizó que” Oberá no puede hacer uso de un parque industrial en Guaraní porque eso es exclusivamente de Guaraní, no le vamos a ceder el cobro de impuestos, y quieren equiparar el cobro de tasas” y detalló “yo por ejemplo tengo secadero de yerba y pago 50 mil pesos por año, si estuviera en Oberá pagaría 500 mil pesos porque en Oberá se paga el 5 por mil, o sea por cada 1000 pesos que facturas, pagas 5 pesos; mi industria vende por año 100 millones, en cambio en Guaraní es una tasa fija ajustada al valor del litro de gas oíl, independiente a lo que se produzca dentro del secadero”.

“Por eso vinieron muchas empresas por las tasas, además por el lugar físico (sobre ruta 14 desde la Pincen hasta Villa Industrial), todas las empresas que se asientan de los dos lados de la ruta tienen estos beneficios” y mencionó entre ellas “Abarca, El Nochero, Bárbaro está haciendo un secadero nuevo”. “Si se quiere hacer un gran parque industrial, equiparemos las tasas pero no confiscatorio como Oberá, ya la provincia le saca un monton al industrial” expresó a INFOBER.

 

Por otro lado, hay cuestionamientos en cuanto al impacto ambiental. En ese sentido, el concejal Loreiro adelantó que se opondrá a la compra de las tierras en Guaraní por la cercanía con el área urbana y el impacto ambiental que generaría en la población, particularmente debido a los aserraderos que se instalarían. Aseguró que el proyecto aprobado en el Concejo Deliberante obereño hablaba de hasta 17 km de distancia, pero las tierras del oferente están a solo 6 km del centro.