Firmaron acuerdo con empresa interesada en reactivar el puerto Santa Ana inactivo desde 1966

SANTA ANA/POSADAS. El gobernador Hugo Passalacqua asistió en la mañana de este martes a la firma del Acta de Intención que sellaron la Administración Portuaria de Posadas y de Santa Ana, (APPSA) a cargo de Luis Enrique Lichowskiy la Compañía Argentina de Servicios Portuarios S.A. (CASPORT), presidida por Germán Eduardo Guzzini.

El documento constituye una manifestación de interés no vinculante, sujeta a términos y condiciones específicos, para la eventual futura adjudicación de la concesión integral del desarrollo y la operación del Puerto Multipropósito de la ciudad de Posadas, Misiones y/o del Puerto de graneles sólidos/líquidos y cargas generales de la ciudad de Santa Ana, distante a 50 km de Oberá y posee muelles nuevos desde 2012 pero está inoperativo desde los años 60. Tanto desde el Gobierno provincial como desde la empresa interesada, pusieron en relieve la importancia de la puesta en marcha de esta vía fluvial que va a abaratar costos y ayudará a que los misioneros tengan más producción y trabajo.

En los considerandos del acta suscripta se deja constancia de que “el desarrollo portuario ocupa un lugar privilegiado entre las prioridades del Gobierno de la Provincia de Misiones, en el marco de las políticas públicas a implementar, con miras a potenciar la eficiencia de los recursos públicos, reducir los costos de transporte, mejorar los costos logísticos y generar mayor competitividad para los bienes de producción local y regional, dinamizando el desarrollo industrial local, y generando nuevos empleos genuino”. En cuanto a la empresa que manifiesta su interés de invertir en los dos puertos cuya habilitación se prevé para dentro de pocos meses, sostiene que “CASPORT manifiesta su interés a los fines de acompañar al Gobierno de la Provincia de Misiones y a APSSA en sus objetivos de desarrollo de los Puertos, como infraestructura al servicio del desarrollo económico y social del territorio”.

Luego de una breve reunión que tuvo lugar en la Residencia oficial del Gobernador Passalacqua, la comitiva se dirigió a Nemesio Parma, lugar donde se construye el nuevo Puerto de Posadas y allí recorrieron las instalaciones. Al término del recorrido, el empresario que preside CASPORT, Guzzini, manifestó: “Nosotros conocemos estos dos importantes puertos y creemos que tienen mucha potencialidad, por eso agradecemos al Gobierno de la provincia, al ministro, de darnos la posibilidad de sentarnos a conversar sobre la probabilidad de ponernos a trabajar en estos puertos”.

“Nuestra empresa está especializada en logística de puertos y creemos que esta es una muy buena alternativa para trabajar y hacer posible que la producción de la provincia pueda salir hacia el resto del país o del mundo, a través de una cadena logística donde se trabaje en conjunto con otras empresas y otros operadores, para lograr que esto esté en funcionamiento”, agregó Guzzini.
La carta de intención señala que la empresa CASPORT en cuatro meses deberá presentar a la Provincia un proyecto que podrá ser aprobado o no y en no más de seis meses, el puerto estaría funcionando, según avizoraron los empresarios.

 

 

 

El puerto de Santa Ana Misiones, es uno de los más antiguos del Paraná fundado en el siglo XVII, dependiendo de la Provincia de Corrientes. Luego de la guerra con el Paraguay, se potencia con la explotación primero de yerba mate y luego con caña de azúcar.

Mediante el Decreto del 18 de febrero de 1876, firmado por el Presidente NICOLAS AVELLANEDA, se nombró a varios empleados de la Receptorías en varios puntos del Alto Paraná, y entre ellos a Don PEDRO MORCILLO como guarda en el Puerto de Santa Ana.

El primer gran ingenio azucarero se estableció en la zona en el año 1.882 a iniciativa del Coronel RUDECINDO ROCA, Gobernador del Territorio Nacional de Misiones, tendiéndose una línea ferroviaria que finalizaba en el activo puerto de Santa Ana.

La actividad navegatoria fue inicialmente controlada por la Receptoria de Rentas, Institución que durante el Siglo XIX, desempeñó las funciones de Autoridad Marítima en aquellos Puertos en donde no se había instalado una Dependencia de la Prefectura.

El Puerto de Santa Ana actualmente esta bajo la supervisión Provincia, pero inoperable desde el año 1.966

Su capacidad de amarre natural es de 500 Mts; útil para todo tipo de embarcaciones debido al calado existente.

El gobierno de la Provincia de Misiones ha reservado 176 Hectáreas para la reactivación del Puerto de Santa Ana, por lo que el municipio de ésta localidad declaró de interés municipal a dichas tierras, formándose una comisión en apoyo al futuro puerto de ésta localidad presidida por el intendente municipal de Santa Ana.

Actualmente el desarrollo de infraestructuras vigentes permiten la conexión directa entre las rutas diferentes rutas troncales, esto es: Terrestres, fluviales y aéreas internacionales de la Argentina, Brasil y Paraguay. Santa Ana sería el nodo de convergencia y distribución que comunique los grandes centros del Cono Sur y los puertos internacionales de Iquique y Antofagasta ( Chile ), Rosario, Buenos Aires (Argentina) , Itajaí, Paranaguá y Santos ( Brasil). Esto nos conectaría con los grandes centros de producción y consumo como ser, la pampa húmeda, el litoral brasileño con Porto Alegre, Florianópolis y San Pablo, Asunción (Paraguay) , Santa Cruz de la Sierra ( Bolivia), citados como ejemplo.

El puerto como prestador de servicios, permitirá potenciar las comunicaciones de todo tipo, siendo un magnífico factor de incremento del intercambio comercial, situación que inmediatamente tendría el efecto impulsar el crecimiento de las actividades económicas en misiones con su consecuente y natural creación de fuentes de trabajo.

El diseño moderno de los puertos exige operatoria y funcionalidad adaptados al cumplimiento de 3 objetivos importantes: 1 – Aumento de la productividad 2 – Limitación de costos y 3 – Entrar a formar parte de cadenas de distribución internacionales. De manera que será una exigencia ineludible agilizar, incrementar y modernizar los medios de transporte entre las regiones de Argentina, Brasil y Paraguay.

Incentivará el crecimiento de las potencialidades turísticas del MERCOSUR, provocando el surgimiento de obras de infraestructuras inherentes y adecuadas al servicio, como ser hotelería, gastronomía, entre otras, incentivando el desarrollo del turismo receptivo en función de los atractivos naturales e históricos.

Corredor bioceánico : El avance de las relaciones internacionales y la velocidad e incremento de las comunicaciones tendrá como efecto promover el antiguo proyecto de concretar la integración bioceánica, a través de un corredor transversal adecuado al efecto. Esto estimulara a que nuestra provincia cree las condiciones para formar parte del itinerario.

Superadas las asimetrías no debemos permitir que la falta de infraestructuras adecuadas se conviertan en un obstáculo al perfeccionamiento de la integración y renunciar de esa manera a las enormes posibilidades esperadas y contenidas en el Tratado de Asunción.

Fundación Zona Centro

Fuentes:
Prefectura naval Argentina, Archivos de la asociación civil “Fundación Zona centro”. Foto El Territorio