Llevaba marihuana escondida debajo de los asientos en el colectivo

ALEM. El involucrado utilizaba a su hermano, menor de edad, para transportar la droga. Un hombre sospechoso viajaba junto a su hermano menor. Ambos se mostraron evidentemente nerviosos cuando comenzó el control de la Gendarmería Nacional. Fue en uno de los tantos controles vehiculares que dispuso el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, en la provincia de Misiones. El resultado: la incautación de más de 21 kilos de marihuana que estaban escondidos debajo de los asientos de un micro de larga distancia.

“Junto a las fuerzas federales estamos trabajando día a día para sacar la droga de los barrios. Lo hacemos multiplicando los patrullajes y los controles en las rutas, invirtiendo en inteligencia criminal y cooperando con las policías locales y las autoridades judiciales”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien impulsó el Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos.

La Operación “Narco Pasajero” fue desarrollada por el Escuadrón 8 “Alto Uruguay” de la Gendarmería Nacional –institución que comanda Gerardo Otero- sobre la ruta provincial 4. Allí, a la altura del kilómetro 78, los gendarmes emplazaron un dispositivo de seguridad y dieron la voz de alto al conductor de un ómnibus de la empresa Águila Dorada para efectuar un análisis documentológico preventivo.

Durante la requisa, los uniformados hallaron dos mochilas debajo de las butacas 35 y 36 que emanaban un fuerte olor. Allí viajaba un hombre junto a su hermano menor de edad, y ambos se mostraron visiblemente nerviosos cuando se les requirió, ante la presencia de testigos, que mostraran el contenido de los dos bolsos de mano.

En total había 20 paquetes rectangulares que estaban envueltos en cinta de color ocre, dentro de bolsas plásticas. Los resultados de las pruebas de rigor arrojaron positivo para marihuana por un peso total de 21 kilos 731 gramos, que fueron decomisados a instancias del Juzgado Federal de Oberá. También se secuestró documentación que será de interés para profundizar la causa y seguir avanzando hacia una Argentina sin narcotráfico.