El PJ rechaza el acuerdo con el FMI y advierte que Macri será responsable de la crisis económica y social por no cambiar el rumbo

MISIONES. El Consejo Político Provincial del Partido Justicialista de Misiones emitió este viernes un documento con las razones por las cuales rechaza el eventual acuerdo del gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y advierte en el mismo que de no torcer el rumbo actual de gestión “el Gobierno nacional será enteramente responsable de una crisis económica y social de consecuencias profundas y de una nueva postración y retroceso de nuestras expectativas como país”.

El documento fue difundido por el presidente del PJ Misiones (antes kirchnerista) y diputado provincial por el Frente Renovador (FR), Rafael Pereyra Pigerl, en sus redes sociales de Facebook y Twitter.

Cabe recordar que el gobernador del mismo espacio, Hugo Passalacqua no se manifestó en contra de recurrir al FMI para financiamiento “stand by” al igual que el grueso de mandatarios provinciales que lo consideran como un respaldo para el país frente a la crisis actual. Los gobernadores ven con buenos ojos cualquier tipo de financiamiento (aunque el FMI no otorga créditos para desarrollo como el BID o el Banco Mundial, si no para cubrir déficit – que Argentina arrastra desde hace años-, cancelación de bonos de deudas, corridas cambiarias, o como garantías sin tocar) ya que lo contrario podría implicar más recortes presupuestarios de los que ya se anticipan a las provincias y municipios.

 

Documento completo del Consejo Político Provincial del PJ Misiones:

Desde el Consejo Político del Partido Justicialista -Distrito Misiones- rechazamos enfáticamente la decisión del Gobierno nacional de acordar un plan de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional, a la vez que exhortamos para que se cumpla con el trámite constitucional de enviar al Congreso de la Nación el proyecto de convenio, a fin de que lo que en definitiva se resuelva, no sea discutido de espaldas al pueblo y beneficio exclusivo del capital especulativo.

Creemos fervientemente que una medida de estas características compromete seriamente la soberanía de nuestro país y pone en jaque las estructuras económicas y sociales vitales para un desarrollo independiente.

El financiamiento del FMI viene sujeto a las conocidas recetas de ajuste que tan caro le han costado a nuestro pueblo. Sabemos, por nuestra propia experiencia, que bajo la tutela del Fondo Monetario Internacional y sus planes anacrónicos, hemos sucumbido en un espiral descendente de pobreza que culminó con más de 39 muertos en nuestro país y las horas más tristes del hambre y la desesperación.

Por ello, y en función de las tres banderas que constituyen los pilares de nuestro movimiento: la justicia social, la independencia económica, y la soberanía política, exigimos categóricamente que este Gobierno nacional tuerza el rumbo de este programa conservador, elitista y excluyente de  Estado y reoriente su política económica en favor del fortalecimiento del mercado interno, la justa distribución de la riqueza, la defensa y reactivación de las economías regionales, la defensa del salario y la intervención proactiva y equitativa del Estado en aquellas áreas que la ciencia y la experiencia indican que no pueden quedar libradas al mero interés particular.

Advertimos que de no torcer el rumbo actual de su gestión, el Gobierno nacional será enteramente responsable de una crisis económica y social de consecuencias profundas y de una nueva postración y retroceso de nuestras expectativas como país.