Tenía 14 causas y salió libre 6 veces; durante la huida cargaba marihuana, un documento ajeno, pesos y dólares

GARUPA. Héctor Núñez, Jefe de prensa de la Policía de Misiones, se refirió al prófugo Franco Sotelo que ayer estando rodeado de efectivos, intentó escapar y murió atropellado sobre la autopista por un camión con cemento que se  dirigía a Oberá en el acceso a Garupá. Es el principal acusado de violar una niña y golpes contra su hermana en Pozo Azul, según las primeras investigaciones tenía el supuesto agresor 800 dólares, dos mil pesos y documentos que no le pertenecían, como marihuana.

Cargaba con 14 causas penales, seis excarcelaciones y un pedido de captura de la Justicia de Entre Ríos por robo.

Se trata de Franco Sotelo (24) quien fue embestido por el vehículo de gran porte, al verse cercado por efectivos del GOE, sobre ruta 12. Esto marcó el fin de una histórica búsqueda del fugitivo vinculado al caso del rapto y abuso de la menor de 6 años en Pozo Azul, además con el robo seguido de agresión en San Pedro ocurrido el pasado fin de semana.

Tras 72 horas de intenso rastrillaje con más de 350 policías en puntos fundamentales de Garupá, finalmente hoy concluyó la búsqueda del audaz prófugo Franco Sotelo (24) quien antes de ser capturado por el Grupo de Operaciones Especiales, esta tarde al intentar continuar huyendo fue atropellado por un camión Iveco Euro Cargo y falleció en el acto, sobre la ruta Nacional 12.

El Megaoperativo policial en Garupá se intensificó en esta zona el pasado lunes a la mañana a partir de un dato trascendental que dio cuenta de que Sotelo habría intentado cruzar al Paraguay valiéndose de una canoa en zona costera de este municipio. La inmediata intervención policial frustró las intenciones del malviviente quien se volvió a internar en zona de monte y comenzó a merodear la zona.

Los efectivos rastrillaron vías navegables y férreas que generaron una saturación obligando al prófugo a salir hacia la ruta. Esta tarde a las 17 hs, integrantes del GOE fueron alertados por un vecino del 622, y comenzaron a seguir los pasos de un sospechoso cuya fisonomía era idéntica al buscado. Se trata de un joven que caminaba a paso rápido, con el torso desnudo y con tatuajes. Lo hacía por una calle interna hacia la colectora de la ruta 12 (en cercanías de la Rotonda de acceso a Garupá).

El sospechoso notó que era acechado por el personal de la unidad especial y emprendió una huida de infantes y motorizados. Finalmente tras sortear la divisa de la autopista, el individuo fue embestido por un vehículo de gran porte.

Por los tatuajes y fisonomía, preliminarmente se estableció que se trata del involucrado en los hechos ocurridos en Pozo Azul y San Pedro. Prosiguen las actuaciones de rigor.