OBERA. La Celo y la Municipalidad recibieron en la mañana del lunes, el informe de la Facultad de Ingeniería sobre el estado de los caños que sujetan la bomba del pozo termal y está afuera desde abril. Se tratan de tramos de 6 metros de largo que se encuentran en un notable estado de deterioro y por ello, antes de volver a colocar la bomba lo que implica el trabajo de una grúa, se pidió a los ingenieros un estudio de factibilidad, ya que de romperse, la bomba caería dentro del pozo y quedaría inutilizado.  

Después de recibir el informe de la Facultad, el Presidente de la Celo, Rafael Pereyra Pigerl propuso a los demás integrantes del Consorcio que se encontraban presentes, que se le solicite a la Alta casa de Estudios otro informe que tenga que ver con los distintos métodos de extracción del agua termal y -por ende- con esas nuevas herramientas poder establecer la sustentabilidad del emprendimiento turístico.

Esto fue visto con buenos ojos por todos y se propondrá en una reunión de consorcio como moción para que tome formalidad la propuesta.

caños oxi