POSADAS. El presidente Mauricio Macri tuvo un fugaz paso por Posadas este jueves, donde encabezó un acto con los principales candidatos de Cambiemos. Sin hacer alusión al fallido intento oficial de eyectar de Diputados al kirchnerista Julio De Vido, dijo que “de los corruptos debe ocuparse la Justicia, y con rapidez”.

Pese a que los diputados nacionales de Misiones se ausentaron al momento de votar la expulsión del ex ministro, Macri se encargó de frenar la silbatina cuando mencionó al gobernador Hugo Passalacqua como uno de los mandatarios con los que tiene una buena sintonía. Un día antes, Macri estuvo en Tucumán y criticó duramente al gobernador Juan Manzur, sin embargo, las relaciones con la Renovación parecen estar diez puntos pese al faltazo de Closs, Franco y Risko para expulsar a Julio De Vido.

“La provincia va a adherir a la Ley de Pymes y también a la rebaja de Ingresos Brutos a los créditos hipotecarios”, adelantó el presidente.

Unos 1.500 militantes radicales y del PRO llegaron al céntrico Club Tokio por sus propios medios y se sometieron a los rigurosos controles de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que se encargó de realizar cacheos, revisar carteras y controlar a cada asistente con detectores de metales. La Policía de Misiones, por su parte, colocó un vallado y cientos de agentes fuertemente pertrechados en los alrededores del club porque existían fuertes versiones de un intento de escrache al Presidente, algo que finalmente no sucedió.

Tras pisar suelo misionero, Macri abordó un helicóptero y se dirigió hasta un barrio cercano al Hospital Escuela, donde se reunió con vecinos que accedieron a créditos de Anses. A las 17.36, cuando el presidente del PRO Humberto Schiavoni –encabeza la lista de candidatos a senadores- anunciaba una inminente reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme, que prevé un trato especial para aquellos emprendimientos ubicados en zonas de frontera, el presidente ingresó al club y se dirigió a la tarima instalada en el medio del predio.

Sostuvo que “Cambiemos nació porque estábamos cansados de las mentiras, de las mafias. Entonces armamos este equipo, que no es perfecto, pero trabaja todos los días para construir oportunidades que permitan a los argentinos vivir mejor”.

En su discurso, buscó despegar las elecciones legislativas de las realidades locales. “En esta elección no se decide la calidad del Gobierno local, se decide hacia dónde queremos que vaya nuestro país”, afirmó.

Macri destacó la reactivación de la obra pública, del crédito y en la reparación histórica para los jubilados. “Hoy, cada dos minutos una familia accede a su vivienda propia”, dijo. Y agregó que Cambiemos “trabaja por un país verdaderamente federal, para que cada misionero no tenga que abandonar su pueblo por la falta de trabajo”.

Pidió que “ahora en octubre, después de reflexionar, de pensar si queremos seguir con este cambio, si estamos convencidos de estos valores, volvamos a votar por el cambio porque en esta elección no se decide la calidad del gobierno provincial sino hacia dónde va el país”.

“Sé claramente que recién pusimos el país en marcha después de años de estar estancado, pero tenemos que seguir, porque muchos argentinos están esperando. Quiero decirles que hoy más que nunca creo en cada uno de ustedes”, arengó.

“Hemos comenzado, pero un país no se construye en 18 meses”, insistió ante los enfervorizados militantes, en su mayoría radicales.

Los integrantes de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas no lograron entrevistarse con Macri como pretendían, pero entregaron notas en las que explican la difícil situación que atraviesan por las asimetrías fronterizas. El comercio local sufre el diario éxodo de miles de compradores hacia la ciudad paraguaya de Encarnación, donde los precios de muchos productos son sensiblemente más baratos.

El portador de las buenas noticias fue el presidente del PRO y candidato a senador por Misiones, Humberto Schiavoni, quien aseguró que el Ministerio de la Producción ya comenzó con la reglamentación del Artículo 10 de la Ley Pyme y en los próximos días convocará a los comerciantes, intendentes y funcionarios de Misiones para discutir los alcances de los beneficios que otorgará Nación a los comercios e industrias de frontera.

Schiavoni fue el más crítico con el kirchnerismo. “Nos dejaron tierra arrasada, barrieron la basura debajo de la alfombra”, dijo; y destacó que “estamos cambiando el ejercicio del poder”.

 

Previo al acto, en la sala VIP del aeropuerto posadeño, Macri fue recibido por Hugo Passalacqua en una charla de cuarenta minutos.

En la oportunidad, el gobernador misionero manifestó al presidente la necesidad de profundizar regionalmente el comercio y la industria con el Brasil, para lo que es fundamental contar con puentes que promuevan una mayor integración entre los países. “Los argentinos no solamente observan a Brasil como destino de veraneo, sino que en verdad hay mutuo interés de acrecentar lazos comerciales, industriales y culturales”, insistió Passalacqua al referirse a los esquemas de intercambio entre los gabinetes provincial (por Misiones, Argentina) y estaduales del sur de Brasil (Paraná y Río Grande Do Sul), que incluyen mesas de trabajo permanentes que continúan una agenda bilateral común.

En el terreno político, tanto el gobernador Passalacqua como el presidente Macri  reafirmaron la garantía de mutua gobernabilidad, desde los diferentes espacios políticos que representan, poniendo por sobre las diferencias el respeto y el diálogo.