OBERA. Los legisladores provinciales que hoy son candidatos tanto a senadores como a diputados nacionales adjudicándose el cartel de “los únicos opositores” en lo provincial y nacional, también protegieron la corrupción en la Cámara de Representantes (así como el miércoles lo hizo el kirchenismo/Pj/Izquierda con Julio De Vido), cuando votaron en contra de un proyecto que pedía al gobernador remover al ex intendente de Oberá, Ewaldo Ridnfleich, quien por las denuncias de malversación y enriquecimiento que posee, no debería ocupar el cargo de Director de Arquitectura de la provincia.

(Por Walter Anestiades). Alba Nilsson-obereña y diputada provincial del PRO-dialogó con FM Oxígeno y Misionescuatro sobre uno de los grandes tabúes que tiene la política (y la justicia) en Misiones: el seguimiento de la denominada “ruta del dinero K” en la provincia. Específicamente, el circuito De Vido-José López-Closs- IPRODHA-Ewaldo Rindfleisch, que motivó la denuncia penal del ciudadano Ramón Escobar por presunta malversación de fondos públicos. Concretamente, la llegada de fondos nacionales a Oberá para hacer obras públicas. Las obras no se hicieron y los fondos no aparecieron.

Hace casi un año, en agosto pasado, Nilsson presentó un proyecto de comunicación en la Cámara de Representantes en la que se bifurcan dos pedidos con un mismo objetivo:
-por un lado solicitó informes al Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional-IPRODHA-, referentes al programa “Plan Nacional Más Cerca, Más Municipio, Mejor País, Más Patria”, implementado por el Ministerio de Planificación Federal, a cargo del kirchnerista Julio De Vido y de su mano derecha, José López. Sí. El mismo De Vido que logró gambetear su expulsión del Congreso hace horas y el mismo López que está preso en el penal bonaerense de Ezeiza luego de que todo el país lo viera por televisión tirando bolsos con millones de dólares en un convento a la madrugada y munido de arma de guerra.
-por el otro solicita al gobierno provincial que intime a su funcionario (Rindfleisch es Director de Arquitectura de la provincia) a presentarse a la Justicia para vindicar su honor, obligación establecida en el artículo 79 de la Constitución misionera. Los propios funcionarios denunciados se deben encargar de informar sobre el uso que le dieron a los fondos públicos. Todo bajo pena de destitución.

¿Qué pasó en el parlamento misionero? Se aprobó el pedido de informes al IPRODHA. Once meses después el organismo no informó nada. ¿Y el pedido para intimar al exalcalde obereño Rindfleisch para que explique el destino de los fondos del estado nacional? “Sólo fue apoyado por los legisladores del bloque radical (Germán Bordón, Mario Pegoraro y Gustavo González) y los del PRO (excepto Jorge Ratier que estaba convaleciente de una intervención quirúrgica). Todos los renovadores votaron en contra. Pero también, y es lo que más me llamó la atención, votaron en contra legisladores de espacios que se presentan como opositores a la renovación. Hablo de Claudio Wipplinger y Víctor Kreimer de Trabajo y Progreso, de María Losada y Hugo Escalada que entraron por el radicalismo, de Héctor “Cacho” Bárbaro y Martín Sereno del PAYS, de Myrian Duarte que armó su bloque unipersonal y de Ramón Velázquez y su nuera política Silvia Araceli Rojas”, detalló Alba Nilsson.

Vale mencionar que la diputada Silvia Araceli Rojas también hizo un pedido de informes sobre el mismo tema. Pero como detalló Misionescuatro en su momento (el año pasado), ninguno de sus pares de la Cámara de Representantes la acompañó. Esto es, los diputados “opositores” no se interesaron en saber el destino de esos fondos públicos, dos veces.

¿Cuáles son las obras que ameritaron la denuncia de Escobar en diciembre de 2015? Son tres:

-la construcción del sendero o “Paseo del Inmigrante• en ambas márgenes del arroyo Tuichá en Oberá , que uniría la avenida de los Inmigrantes con la avenida Comandante Luis Piedrabuena. Tenía un presupuesto de $ 1.775.926,97 y se pagaron $ 528.316,87.

– el mejoramiento de la Plaza Islas Malvinas Argentinas con un presupuesto de $ 2.046.719,43 pesos. Tras una supuesta licitación resultó adjudicada como ganadora la empresa local ‘Pixel Construcciones”, que escobar denuncia como vinculada a Juan Carlos Balsari, exfuncionario de Rindfleisch y actualmente también con cargo provincial. A la empresa se le entregaron $ 588.424,75.

-el mejoramiento de la Plaza Boca Juniors (del barrio Cien Hectáreas), obra presupuestada en $ 2.079.761,47, habiéndose recibido $ 543.504,17.

En total, lo recibido suma (cifra que habrá que actualizar ) $1.660.245,79. ¿Las obras? O están incompletas o ni siquiera se empezaron a hacer.

Singular es la protección de la que goza Rindfleisch. Singular por lo heterogénea (¿o es homogénea?). Opositores que se niegan a pedirle explicaciones. Oficialistas que lo blindan. Un gobernador que lo premia con cargos y manejo de “caja” a él y a su familia (su hermano Víctor Rindfleisch y su esposa Nori Eichelt también tiene cargos provinciales). Medios de comunicación que a algunas gestiones las miran con lupa pero a la de él la miran con largavistas. El actual intendente obereño, Carlos Fernández, que se la pasa hablando de la “herencia” que le dejó pero sin nombrarlo ni informar como corresponde sobre el asunto. El Concejo Deliberante de Oberá que tuvo en sus manos todos los papeles que presentó Escobar y, salvo el edil Loreiro, se desentendió del tema. El Juez Alarcón que se inhibió. La jueza Gauchat que le dijo a Escobar “que no tenía tiempo” para revisar el expediente. La justicia nacional que dijo que era cosa local. Y la dirigencia obereña que se sumó al “Club del silencio”, que cubre a Rindfleisch y lo hace muy bien.

En la saga de filmes de “Iron Man” (“Hombre de Hierro”), Robert Downey Jr., interpreta a un superhéroe que blinda al planeta de la acción de cualquier cosa. ¿Trabajará también para Rindfleisch?

 

Anuncios